Una capa de maquillaje verde que no tapa las imperfecciones (95-100)

El Unicaja no supo frenar a Moneke que se marchó con 23 puntos y 8 rebotes, Oliver y Alonso; salvan la honra de un equipo malagueño que solo compitió a gran nivel en el último cuarto

0
166
Abromaitis trata de defender a Sima | ACB Photo Mariano Pozo
Abromaitis trata de defender a Sima | ACB Photo Mariano Pozo

Punto y final para el Unicaja ante su público que volvió a firmar un bochorno inicial y una reacción antes de terminar. Derrota ante Baxi Manresa sin ningún tipo de dudas. Los de Pedro Martínez superaron con facilidad a los malagueños, llegaron a dominar por hasta 24 puntos, y que pese al arreón final en el último cuarto solo mostraron minutos de alta competitividad frente al conjunto catalán justo cuando Manresa se dejó llevar en un ejercicio de exceso de confianza.

El Unicaja arrancó el partido con dudas y Manresa aprovechó para poner la directa. Primera renta en el marcador 0-6. Mala imaghen del equipo malagueño que trató de cerrar el curso ante su público con una victoria balsámica y sobre todo activar la venganza tras la eliminación europea ante Baxi Manresa.

Los de Ibon Navarro siempre fueron a remolque. Darío Brizuela sostuvo un poco al cuadro malagueño, pero no era capaz de dominar ni el juego interior ni el exterior. Manresa puso la directa a final del primer cuarto y pese a los buenos minutos de Kravic, la ventaja era visitante (21-25).

El segundo cuarto, el Unicaja pudo reaccionar hasta el triple de Luke Maye (25-32). Tiempo muerto en pista y Manresa empezaba a correr. Lo que le gusta. La primera alerta se activó a falta de 04:54 con el 29-39 y el Unicaja ahí ya se marchó del partido. Pese a los puntos de Brizuela, Manresa activó la velocidad de crucero (42-52).

Durísimo y definitivo parcial inicial de Manresa. Un 0-14 y cuatro minutos sin anotar por parte de los malagueños. El triángulo formado entre Moneke, Sima y Thomasson hicieron un estropicio a la defensa cajista. El público empezó a repartir silbidos y pese a una ligera reacción con varios triples (51-68), el partido estaba visto para sentencia bajo el papel.

El último cuatro parecía que iba a servir para ver cómo evolucionaba Thomasson de su esguince de tobillo o analizar el rendimiento de minutos en pista de Nzosa, pero hubo más. Por un lado, el espectáculo en la grada porque muchos seguidores del Unicaja desfilaban del pabellón y después por la reacción insuficiente del Unicaja. Mooney, Oliver y Nzosa dieron algo de oxígeno y agitaron el partido (78-90).

Pedro Martínez pidió tiempo muerto porque aunque la renta y la superioridad era palpable, el Unicaja se metió en el partido. Siguió arañando puntos del luminoso y un triple de Barreiro (86-94) apretaba el choque. No se cerró el encuentro y el Unicaja que seguía latiendo y compitiendo (95-98). Una antideportiva de Oliver a Dani Pérez le dio el triunfo a Manresa con polémica y suspense (95-100)

Poco más que decir. Temporada bochornosa. El Unicaja dice adiós a estar en Europa por méritos deportivos, no jugó Copa del Rey y a la hora de la verdad pinchó en la BCL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here