La crisis se ahoga en la Fonteta y Unicaja al fin respira (66-71)

El cuadro malagueño suma una trascendental victoria en una de las canchas más difíciles

0
84
Valencia-Unicaja crónica

Es un clásico en los de Casimiro. Cuando peor pintan las cosas, los jugadores se crecen. Con Abromaitis, Díaz y Nzosa fue posible darle un portazo a la crisis, ahogarla en La Fonteta y que el Unicaja saliera a flote para respirar a costa de un irregular Valencia Basket por 66-71.

Y todo sin el lesionado Gal Mekel, lo que hace más meritorio lo conseguido. Al israelí, la verdad, no se le echó de menos. Alberto Díaz hizo su trabajo y el de su compañero. 9 puntos, 7 asistencias y ¡¡7!! recuperaciones. Él le puso la pausa y fue la extensión de un Casimiro que hoy sí estuvo acertado incluso en cuándo pedir los tiempos muertos.

Pero el tercer cuarto de Abromaitis también tuvo mucho que decir sobre la tan necesaria victoria. El americano acabó con 20 puntos, 12 de ellos en un excelso tercer acto. Si no es por él, ahí se habría roto el encuentro porque Kalinic ya había tomado la iniciativa en los suyos ante la buena defensa a la que Nzosa sometió a Dubljevic.

Increíble lo de este chaval de 16 años. Sólo metió una canasta, pero su defensa fue un tormento para los taronja. 4 rebotes (2 ofensivos), 4 tapones,  3 asistencias y 3 recuperaciones en 21 minutos. Y jugando los minutos importantes. Es el mejor pívot hoy día que tiene el Unicaja. Él y Brizuela, que despertó en los instantes decisivos, dieron la puntilla a los de Jaume Ponsarnau.

La primera parte se la apuntaron los locales 33-28 con mayor dominio en el rebote. Prepelic fue el primero en desatar la tormenta, pero ahí se quedó: 9 puntos en el primer cuarto, sólo 1 en el resto del encuentro. En los malagueños era Abromaitis el único con la muñeca caliente. Bouteille, muy fallón desde el triple, acabó con 1 de 7, pero Brizuela sí respondió antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios, los de Casimiro mejoraron su nivel y se llevaron ambos cuartos. Dentro de la igualdad existente, los pequeños detalles cayeron cuando debían caer para los verdes. Y así, con los tres mosqueteros citados: Díaz, Abromaitis y Nzosa, el Unicaja sumó la segunda victoria en liga ACB, ante Valencia, por 66-71. Ya pinta menos mal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here