miércoles, septiembre 30, 2020

REMONTADA Y ÉXTASIS `MADE IN` JAIME FERNÁNDEZ (79-76)

@Danielnz97 || Se reencontraba Luis Casimiro, pitado en la presentación, con el Herbalife Gran Canaria, equipo al que hizo tocar el cielo en 2016 con aquella Supercopa de España. Fue un lustro antes cuando los insulares lograron su última victoria en Málaga, aquella que hizo que Aíto García Reneses, al que sustituyó el actual técnico del Unicaja, fuera despedido en pleno enero. Además, se atrevió a pedir un tiempo muerto a falta de 3 segundos cuando su equipo perdía de 19.

 

Al comienzo, minuto de aplausos en memoria de Miguel Robles, el 'abuelo' del Unicaja. Jaime y Okoye establecieron su particular pique con 7 puntos cada uno en un encuentro que comenzó animado. Las defensas cayeron y los ataques lucieron. Toupane empezó a coger ritmo anotador también. Mientras, el conjunto de Katsikaris alcanzó su máxima renta (10-14). Poco iba a durar con el parcial de 9-0 de los malagueños, entre los que participó Brizuela, cuyo debut llegó a falta de 1:57 para el final del primer cuarto (23-19).

 

Radicalmente opuestos fueron los siguientes diez minutos. El descaro de Harper (se fue hasta los 11 puntos gracias a su acierto desde el triple) fue la principal amenaza para el Unicaja, desesperado con los colegiados. Adams y Casimiro recibieron una técnica cada uno en un cuarto que empezó con canasta de Gerun y acabó con dos tiros libres de Bourousis gracias a una falta muy protestada por el público al entenderse que estaba fuera de tiempo.

 

Poco antes de llegar al descanso, Thompson se colgó del aro para maquillar el desastroso parcial del Unicaja y llegar a las dos cifras (11). No sirvió para ocultar la tremenda superioridad de Herbalife Gran Canaria, que se fue a los 24 puntos en un segundo cuarto que sirvió para anular la ventaja inicial de los cajistas y, por ende, poner por delante a los insulares (34-43).

 

6-0 para arrancar y 0-6 de vuelta por los canarios en un tercer cuarto que tampoco estuvo exento de polémica arbitral. El capitán Suárez acabó expulsado, pero el Unicaja, de las manos de Jaime Fernández y Darío Brizuela, con un parcial de 10-0 o 15-2 -según se vea-, se pudo sobreponer. A base de tiros libres y triples resistió el ‘Granca’ al arreón de los malagueños, que recortaron distancias hasta el punto de ir solo 3 abajo (57-60) cuando la diferencia llegó a ser de 12 (42-54).

 

Se acercaba el Unicaja, tanto… tanto… tanto, que en el último cuarto, a falta de 6:20, el conjunto de Casimiro logró ponerse por delante muchísimos minutos después. Cuatro puntos consecutivos de Alberto y una excelente defensa permitieron a los verdes mandar en el resultado (65-64). El parcial llegó al 10-0 con un mate espectacular de Josh Adams. El Carpena gritó "MVP" de forma continuada en plena efervescencia. Pero el gran protagonista fue Jaime Fernández, que terminó con 25 -y 38 de valoración- en su cuenta personal con un triple que extendió todavía más el resultado (74-67).

 

Harper apareció de nuevo y puso a los amarillos solo uno abajo (74-73). Un rebote fundamental de Gerun, cuando los visitantes tenían la oportunidad de revertir de nuevo el tanteador, y dos tiros libres de Jaime Fernández sentenciaron al 'Granca' (76-73). Se impuso el Unicaja al final (79-76), que logra equilibrar así su balance, con seis triunfos y seis derrotas, e iguala de este modo al Herbalife Gran Canaria, que prolonga su mala racha como visitante en el Martín Carpena.