domingo, septiembre 27, 2020

EL MÁLAGA SE DEFIENDE

@SuarezRMarca | Mucho se ha hablado, y con razón, de la falta de arsenal ofensivo del Málaga. Sadiku es el único nueve nato del equipo y, con ciertas reservas, el albanés está cumpliendo con su labor de goleador. Lleva 6, los mismos que el recordado Blanco Leschuk llevaba a estas alturas de la pasada temporada. Con la irrupción de Antoñín no se ha notado tanto la enorme decepción que ha supuesto el joven Lorenzo González, del que Víctor dijo que su nivel estaba más cerca en estos momentos del filial que del primer equipo. Aun así, el número de efectivos es tan corto que la prioridad en el mercado invernal, siempre que LaLiga lo permita, es reforzar especialmente esa parcela. 

 

Pero de igual forma que uno se fija irremediablemente en los pocos goles que han anotado los blanquiazules -sólo Albacete y Deportivo han marcado menos-, también tendría que hacerlo en la parcela defensiva, donde el Málaga sí está teniendo la regularidad necesaria para competir en Segunda. De hecho, sólo los tres primeros clasificados, Cádiz, Almería y Huesca, han encajado menos. Todo ello recordando que los de La Rosaleda sólo cuentan con Munir como portero profesional y que ya han debutado Kellyan y Gonzalo por las ausencias internacionales del marroquí nacido en Melilla. 

 

La media de goles recibidos es de 0,94 por encuentro. De los 19 partidos disputados, ha mantenido su portería imbatida en 6 (Racing, Sporting, Deportivo, Fuenlabrada, Numancia y Tenerife). Y en solo cuatro partidos han recibido más de un gol (Zaragoza, Huesca, Cádiz y Elche). 

 

La buena dinámica se refleja en que en los dos últimos choques ni sorianos ni canarios han batido a Munir. Ya se sabe aquello de que si se echa el cerrojo, al menos se suma un punto. Los últimos cuatro puntos de seis jugados han permitido a los malagueños salir del descenso y recuperar cierto optimismo de cara al futuro.