lunes, febrero 24, 2020

EMPATE SIN GOLES PARA CERRAR EL AÑO

@RadioMarcaMLG || El Marbella F.C. no ha podido este sábado romper el entramado defensivo que ha planteado el Algeciras y termina el año en casa, por lo que se refiere a la liga, con un empate que le permite sumar y alargar la racha de imbatibilidad en el Municipal Antonio Lorenzo Cuevas, que es ya de 18 partidos. El equipo no pierde en casa desde el pasado 7 de enero. El equipo afronta en una semana tres encuentros, dos de liga y uno de Copa, y el técnico, David García Cubillo, ha optado por hacer rotaciones y ante el Algeciras ha introducido cinco cambios respecto a la última jornada. Han vuelto al equipo Óscar García, Dani Pérez, Faurlín, Añón y Paulo Vitor, en lugar de Manel, Lolo Pavón, Elías Pérez, Mustafá y Juergen. El Marbella buscó tomar el control del juego desde el principio ante un Algeciras reservón, pero que salía con peligro al contragolpe. De hecho, para los visitantes fue la primera ocasión, en un balón largo que peleó Karim y sacó un disparo que paró Wilfred (min. 6).

 

Los blanquillos intentaban llegar por bandas, pero el rival estaba muy bien plantado en defensa, con dos líneas de cuatro muy juntas, y no dejó espacios. Costó bastante generar ocasiones y no hubo muchas, aunque los locales pudieron adelantarse en varias acciones. En el minuto 9, una internada de Samu Delgado hasta la línea de fondo le permitió enviar atrás, pero no encontró rematador, aunque al final Paulo Vitor se hizo con el balón y sacó un disparo desde fuera del área que sacó Lopito. Fue el primer aviso del Marbella. Pero hubo que esperar hasta el minuto 28 para volver a crear peligro. Fue en una falta lateral que remató alto Samu Delgado. Y la ocasión más clara para los locales llegó en el minuto 34, en un contragolpe que culminó de nuevo Samu Delgado con un disparo que no encontró puerta.

 

El dominio fue claro de los blanquillos, que no encontraron demasiados huecos, ante un Algeciras que se defendía bien y que en el minuto 41 sacó un contragolpe con disparo de Almenara, que sacó Wilfred. El segundo tiempo arrancó con un buen centro de Saúl al que no llegó por muy poco Óscar García en boca de gol. Parecía que el Marbella iba a lanzarse ya a tumba abierta a por el partido, pero no fue así, porque el Algeciras tuvo una buena racha de juego en la que Karim dispuso de una ocasión clara y los visitantes reclamaron hasta dos penaltis de forma consecutiva en el área blanquilla.

 

Fueron minutos de agobio para un Marbella que había perdido el control del partido en esta fase y que también se quedaba sin José Cruz por lesión, sustituido por Marcos Ruiz. No terminaba de carburar el equipo y Cubillo buscó soluciones en el banquillo con Manel y Mustafá. Los blanquillos volvieron a mandar sobre el terreno de juego, pero le costó muchos encontrar espacios en la buena defensa que había planteado el Algeciras y que al final no fue capaz de superar.