Ocón Arráiz ‘brindó’ con Rioja por el gol de Folch

La opinión de Antonio Merchán tras el empate del Málaga ante el Tenerife

0
278
Merchán Radio Marca
AJ Merchán durante un programa de Radio Marca

Por si teníamos dudas sobre el estamento arbitral con respecto al Málaga CF y las aspiraciones blanquiazules de disputar los playoffs de ascenso, estas quedaron resueltas en la tarde del domingo casi de forma definitiva.

Diese la impresión de que la LFP y la RFEF no están dispuestos a consentir que el club blanquiazul logre clasificarse para disputar esas eliminatorias después de haber sido castigado por sus incumplimientos del tope salarial. ¿Les suena verdad? Ya lo hizo la UEFA tras sancionar al club costasoleño sin poder disputar competición europea por culpa del Fair Play Financiero. El que luego nunca cumplen Manchester City o PSG, por ejemplo.

Basta con recordar el arbitraje lamentable y vergonzoso del escocés Craig Thompson la triste noche de Dortmund, robándole al cuadro malacitano su pase a las semifinales de Champions. Ayer lo emuló Ocón Arráiz, colegiado de La Rioja, que no sabemos si “brindó” o no con el gol de Folch para el Tenerife, aunque pudo haberlo hecho perfectamente y a nadie habría extrañado.

Plantillazo y falta a Juan Soriano que pasó por alto de forma in miserecorde, ahora que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina y la Cofradía de la Misericordia, conocida como la del “Chiquito” perchelero, celebra su centenario. Por cierto, con pregón sublime a tal efecto del malagueño Felix Gutiérrez, que ensalzó los valores religiosos y cofrades de esta insigne cofradía malacitana por los cuatro costaos, como decimos por estas tierras de sol y playas.

En definitiva, que Ocón Arráiz no fue capaz de ver lo que vio toda España, incluidos los compañeros de Radio Marca Tenerife, a los que hay que destacar por su objetividad periodística al respecto. Seamos justos también nosotros, pues hay que decir que Pellicer y los suyos pecaron de falta de ambición y fueron muy conformistas tras conseguir el 1-0. Es más, hizo muchos más méritos el conjunto tinerfeño para ganar el encuentro que los malagueños, que una vez más dieron una mala imagen en La Rosaleda. No se entiende, arbitraje al margen, que cuando hay la oportunidad de dar un paso hacia adelante, no se tenga la valentía suficiente para hacerlo.

Si el cuadro de Sergio Pellicer se hubiese mostrado como en otros envites, a buen seguro habría ganado este partido, ya que el Tenerife tampoco demostró grandes cualidades para imponerse. 

En fin, que a poco más de una semana para nuestra Semana Santa, donde un año más por culpa de la pandemia no habrá estaciones de penitencias en nuestras calles, el Málaga CF reanudó su “penitencia arbitral” que viene sufriendo toda la temporada. Eso sí, a tres triunfos solo de la permanencia virtual matemática. Que, a fin de cuentas, era y es el principal objetivo de esta temporada, ¿o no?

¡Memoria, Compromiso y Fe!, con nuestro Santísimo Cristo de la Redención y María Santísima de los Dolores de Arroyo de la Miel en Benalmádena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here