Compás de espera con la FIFA en el caso Gönen

1
989
Manolo Gaspar conversa junto al administrador // MCF

La hoja de ruta en el plano deportivo sigue su curso. Manolo Gaspar trabaja a destajo para dotar de un mayor nivel competitivo a la plantilla de José Alberto López. El gol, el talento y la seguridad. Tres pilares básicos que se pretenden reforzar siempre y cuando las circunstancias lo permiten y lo que llegue mejore a lo existente. Para que wsto se produzca, el Málaga debe resolver el caso Gönen. De momento no hay novedad aunque el mensaje que difunde el club es de cautela y optimismo. Lo que es indudable es que hay un compás de espera con la FIFA en el caso Gönen.

No hay que olvidar que el Málaga sigue sancionado sin poder fichar ni inscribir jugadores hasta 2023. Tres ventanas con el cerrojo echado y que suponen un auténtico freno al crecimiento deportivo que estaba viviendo la entidad pese a vivir ya su cuarta temporada en LaLiga SmartBank. Una sanción que llegó tras la denuncia del jugador al club por no abonar el Málaga una cantidad de 780.000 euros que le adeudaba al exguardameta turco a la que hay que sumar alrededor de 80.000 euros más por intereses de demora.

El dinero ya está en camino, de hecho se espera en los próximos días, pero lo que no hay es respuesta oficial a los distintos recursos que el club blanquiazul presentó a la FIFA. Y es que como adelantó As y pudo confirmar este medio, la situación puede dar un vuelco importante. La versión oficialista es la que queda plasmada en el recurso y es la que el Málaga recibió la notificación de la sanción hasta en tres correos electrónicos en desuso. Mientras tanto, el Málaga quiere disponer de una prórroga para hacer frente al pago de la deuda y así poder acometer las mejoras en el mercado de invierno.

Novedades’ en el caso Gönen

En ese escrito, en el que también se detalla que el procedimiento acabará en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), la defensa blanquiazul informa de que el Málaga nunca rescindió el año que la quedaba a Gönen sino que fue el turco quien quiso salir del club. Aseguran que el portero rompió la relación, es decir la temporada que le quedaba, para poner rumbo al fútbol de su país. No queda del todo claro en el mensaje que en su día publicó Gönen en su perfil personal de Twitter.

Si prospera el recurso, el Málaga no solo podría garantizar el levantamiento de la sanción para poder fichar sino que incluso podría darle la vuelta a la sanción al confirmar que no es procedente la reclamación del año de contrato más variables que exige a la entidad de Martiricos.

Dentro de esta estrategia, lo que pretende el club malaguista por un lado es ganar tiempo. Es decir, poder fichar futbolistas en enero sin tener que pagar la cantidad adeudada al guardameta turco. En caso negativo, la partida presupuestaria está también prevista en las cuentas del Málaga y la sanción quedaría automáticamente archivada.

Lo que de momento queda patente es que no hay respuesta y sigue el compás de espera con la FIFA en las oficinas de Martiricos con el caso ‘Cenk Gönen’. Un silencio que inquieta, pero que puede resultar bastante esclarecedor. Es decir, no hay más solución posible que pagar la sanción.

1 Comentario

  1. No puede ser que asuntos pasados pendientes frenen el presente y futuro próximo del club. Esto si es una pésima gestión del administrador y la dirección del club. Siempre van saliendo cosas que van poniendo palos en la rueda del carro para que no llegue a su destino. Hasta cuando estaremos así. No se aprende en este club vaya imagen que tenemos hacia el exterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here