El Málaga, el más castigado de Segunda

En las dos últimas temporadas, los blanquiazules registran más cartulinas que cualquier otro equipo en Segunda División

1
223

No suele destacar el equipo blanquiazul por ser un conjunto excesivamente violento en el terreno de juego. No se caracteriza por la violencia en el verde, pero los números dejan claro que el Málaga es el más castigado en Segunda División. Así lo reflejan los datos elaborados por BeSoccer Pro en el que se analizan las dos últimas temporadas en la categoría de plata.

El Málaga registra un total de 161 amonestaciones en las dos últimas temporadas. De ese total, 104 las ha visto en lo que llevamos de año natural. Un 2022 bastante lleno de castigo. Le sigue muy de cerca la Ponferradina con 159, el Tenerife y el Cartagena con 151 y a continuación el Lugo con 150.

Es cierto que en lo que llevamos de competición, los de Guede en su momento y en este tramo de temporada con Pepe Mel, acumulan cuarenta cartulinas amarillas y tres rojas. La última con polémica. La expulsión de Javi Jiménez en La Romareda. Una baja que genera un problema en el lateral izquierdo.

En el presente año, el Málaga no es el principal castigado de Segunda División. Es el décimo equipo de LaLiga SmartBank. Precisamente la Ponferradina, próximo rival de los blanquiazules, lidera este particular ranking de castigados. Los del Bierzo suman 56 tarjetas amarillas y dos expulsiones. Al otro lado de la barrera, el ‘fair play’ lo lidera el Andorra con tan solo 24 tarjetas, tres de ellas rojas. Le sigue el Mirandés con 28+2 y el Granada con 32+1. En nombres propios, Alberto Escassi es el futbolista de la actual plantilla que más cartulinas ha visto como blanquiazul. En sus 88 partidos suma 24 amarillas y 4 expulsiones.

1 Comentario

  1. Hay un error aquí: La expulsión de Javi Jiménez en La Romareda. Una baja que genera un problema en el lateral izquierdo.
    Lo correcto es:
    La expulsión de Javi Jiménez en La Romareda. Una baja que soluciona un problema en el lateral izquierdo.
    Que no vuelva a jugar, que nos hunde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here