Guede y la geometría

Por primera vez en la pretemporada, el argentino modificó su planteamiento inicial y optó por un centro del campo con 4 efectivos

1
616
Guede dirige un entrenamiento del Málaga CF ante la atenta mirada de Antonio Tapia | MCF
Guede dirige un entrenamiento del Málaga CF ante la atenta mirada de Antonio Tapia | MCF

De más a menos. De ir con fuerza a acabar desfondado. Así acabó el Málaga que modificó su disposición en el terreno de juego. Guede tiró de geometría y pasó del triángulo (1-3-5-2) en la medular al rombo (1-4-4-2). Escassi, Fomba, Luis Muñoz y Álex Gallar formaron los vértices del novedoso centro del campo ante el multimillonario Al-Nassr.

Últimos detalles en la fase crucial de los experimentos. Momentos de ensayos de pueba y error. Lógicos en una pretemporada. Ya avisó el preparador argentino que tras semanas de trabajo con el sistema de tres centrales y dos carrileros, iban a producirse momentos con una línea de cuatro.

Lo puso en funcionamiento en una alineación híbrida, canteranos y profesionales, pero que anda lejos de ser el elegido para competir en Burgos. Escassi actuó de pivote, su demarcación más ‘pura’. Uno de los lados de ese cuadrilátero fue para el paleño. Issa Fomba a la derecha, Luis Muñoz en el otro eje izquierdo, también con cierta movilidad por dentro, y la principal novedad fue la de Álex Gallar. El catalán con ascendencia malagueño anduvo más cerca del área cerrando el vértice restante del rombo.

Lo que sí se pudo ver es que hoy el físico mermó a los blanquiazules que estuvieron sometidos en buena parte del tramo final del choque por los pupilos de Rudi García. Un rival, mucho más fresco por los cambios empleados.

Será la propia competición la que determine si este Málaga es más peligroso a la par que fiable con una disposición de tres centrocampistas y la línea de cinco atrás o bien el plan B utilizado por el argentino. Es decir, el rombo y cuatro atrás. Guede mirará la pizarra y usará la geometría para decidir en cada momento qué modelo utilizar y ajustar.

1 Comentario

  1. Se puede y se deben tener varias opciones tácticas para cambiar sobre la marcha de un mismo partido. Pero con los jugadores elegidos en cada posición y todo bien aprendido y practicado. Al tuntún no salen las cosas. Juegan perdidos y sin sentido de equipo. Corriendo como pollos sin cabeza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here