Ni dominan ni asaltan

0
395
Imagen del Nuevo Carlos Tartiere
Imagen del Nuevo Carlos Tartiere

El Málaga y el Real Oviedo se ven las caras en un encuentro con algo más que tres puntos. Desde la nostalgia y el sentimiento hasta la sensación de vendetta. Una guerra pendientes como la que tendrá Borja Bastón. El delantero no guarda buen recuerdo de su etapa en Málaga. Así lo reconocía públicamente. Tampoco se lo perdona la afición, que acabó cuestionando su rendimiento en el verde y el alto coste para el club. Además, aún retumba el caso Víctor Sánchez del Amo y tampoco se puede obviar el mazazo anímico por el fallecimiento de Arnau. En el ‘verde’ todo quedará en tres puntos. Dos equipos que ni dominan ni asaltan. El Málaga aun no sumó de tres a domicilio y el Oviedo no arranca en el Nuevo Carlos Tartiere: solo una victoria como local.

No soplan malos vientos por Málaga, al contrario. El equipo de José Alberto acumula cinco jornadas sin perder y se atisba un noviembre positivo por las esferas del club. Es cierto que el mayor hándicap de resultados lo muestran a domicilio. No conoce el triunfo y pese a husmear los puestos de privilegio, ya requiere un zarpazo y sumar de tres lejos de La Rosaleda.

Como decíamos, el equipo de José Alberto todavía no conoce la victoria más allá de Martiricos si bien es cierto que ha puntuado en el 50% sus desplazamientos y ha empezado a bajar la media de goles encajados. Pese a ello, el Málaga se está mostrando mucho más frágil a domicilio al encajar el 92% de sus goles, 11 en contra, fuera de casa.

Por otro, lado el Real Oviedo no carbura como local. Ziganda es consciente de que los aires no soplan a favor. Tras la derrota ante el Burgos el clima se ha enrarecido y la presión sigue aumentando. Los malos resultados en casa están ahí y es una realidad que no se puede negar. Así lo reafirmaba el técnico del equipo asturiano. Una cita vital para ambos equipos. Dos conjuntos que ni dominan asaltan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here