Orlando Sà: de las bromas a la lectura en castellano

0
92
Orlando
Orlando en un entreno / MCF

Es un ejemplo como compañero y un espejo para los más jóvenes. Son declaraciones de Sergio Pellicer sobre Orlando Sá. El delantero portugués, lejos de su mejor versión futbolística, aunque trabaja con constancia para encontrarla, es uno de los mayores líderes del vestuario. Y lo es por su sentido del humor y por el apoyo que les brinda a los canteranos. Con ellos, como con el resto de compañeros, bromea continuamente con el fin de crear una agradable atmósfera: «Las bromas con respeto son importantes para crear buen ambiente. Así vamos a ser mejores en el campo».

Entre las anécdotas más curiosas y graciosas, el luso hizo referencia a una suya en el estadio Fernando Torres: «No lo quiero contar porque si no me matan mañana… Estábamos en Fuenlabrada y el equipo estaba a 2 minutos de salir al campo. Llamé a un chavalito que estaba ahí y le dije: «Ven, rápido, que Joaquín siente algo en la pierna y vas a salir tú a jugar«. El chaval, nervioso, se metió en el vestuario como loco para cambiarse y salir», apuntaba entre risas el delantero referencia del conjunto blanquiazul.

Entre sus objetivos a corto plazo está el aprender el castellano. Para él (fuera del campo) es su mayor asignatura. Ya lo hizo con el «francés y el inglés», idiomas más difíciles, según él, que el propio español. Ahora le toca con una lengua parecida (en entonación y significados) a la suya. Un compatriota de Orlando y que aprendió hace mucho el castellano, aunque a su manera, es Duda, al que hizo mención: «Pienso que en seis meses puedo pelear con Duda en quién tiene mejor español«. «A mí me gusta leer para aprenderlo. Estoy leyendo un libro de Paulo Cohelo, El monje que vendió su Ferrari«. Orlando Sá, que espera su oportunidad y aprovecharla en el terreno de juego, mencionó cuáles son sus pasatiempos cuando no hay entrenamientos o partidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here