Un punto que sabe a mucho más (1-1)

Jozabed y Jirka pusieron los goles en La Rosaleda

0
392
Un punto que sabe a mucho más
Jozabed adelantó al Málaga en el 16' | LaLiga

Un punto que sabe a mucho más que a un empate por juego y sensaciones. A pesar de adelantarse con gol de Jozabed en el marcador y no sufrir en la primera mitad, el Mirandés igualó en la segunda y estuvo cerca, en varias ocasiones, de llevarse los tres puntos. El Málaga, mientras tanto, sigue sin conocer la derrota en La Rosaleda. Con este punto son cuartos en un inicio liguero inmejorable

Hasta seis novedades se contaron en el once titular respecto al encuentro de hace tres días frente al Sporting. Juan Soriano, Matos, Lombán, Cristian, Jozabed y Jairo fueron las rotaciones para la cita contra el Mirandés, que llegaba a La Rosaleda con el cartel de tercer mejor visitante de la liga. Una etiqueta que intimida a cualquiera, menos a este Málaga, disfrutando de la cresta de la ola como un surfista subido a su tabla.

Tardó un cuarto de hora el cuadro boquerón en marcar a su rival. Después de un inicio de tanteo, una transición maravillosa terminó con final feliz. Cristian fue el encargado de iniciar la jugada con un sensacional pase en profundidad para Matos, que puso el balón atrás para que Jozabed, con un toque sutil y preciso, enviase el esférico a dormir. La combinación entre los dos protagonistas bien la podrían haber firmado Jordi Alba y Messi.

A partir de entonces el encuentro se alteró. O más bien lo tuvo que agitar el Mirandés, por debajo en el marcador cuando todavía ni se habían encontrado en juego y sensaciones. Después de diez minutos de conmoción, los visitantes adelantaron líneas y comenzaron, aunque sin peligro, a acercarse a Juan Soriano. De hecho tuvo que sacar una mano rápida para evitar males mayores a la media hora de partido. Nada más pudo rascar el Mirandés hasta el descanso gracias a un Málaga muy serio atrás.

Pero está claro que en el fútbol todo puede pasar… Y más en Segunda División. Con dos marchas más entró el conjunto del Ebro a la segunda mitad. Un disparo al minuto de la reanudación sería el aviso previo al gol del empate, que llegó en el minuto 52. Una bonita triangulación del Mirandés, que aprovechó el espacio a la espalda de Juande y la lentitud de Lombán para tapar a su marca, originó el primero de los visitantes, obra de Jirka.

No llovía, pero fue un jarro de agua helada lo que le cayó al Málaga CF. Peor pudo ser si en el 59′ Moha no se hubiese tomado un café antes de recibir el providencial corte de Escassi. Había cambiado la orientación del partido en solo diez minutos. Para frenar la sangría, Pellicer introdujo a Chavarría, Yanis, Ramón y Luis Muñoz. Cambió la cara del Málaga, aunque apunto estuvieron de cruzársela desde la sala VAR por una supuesta mano de Mejías. Finalmente, y con buen criterio, no señalaron penalti, pues el balón impactó en el rostro del venezolano y no en el brazo.

Entre sustos fue sobreviviendo el Málaga hasta el final del partido. Un empate que no es, ni por asomo, igual de gratificante que los tres puntos conseguidos el jueves, pero que, visto lo visto, es un punto que sabe a mucho más por lo mostrado en los 90 minutos de partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here