El UMA va a por el campeón sin miedo

0
25

Se acaban las cartas de presentación sobre el Barça. También se agotan los calificativos de una plantilla que aúna talento, experiencia, solidez y pegada. Los mejores jugadores de cada puesto visten la elástica azulgrana. Nombres de la talla de Sergio Lozano, Ferrao, Dyego, Pito o el guardameta Dídac son los artífices de la concepción de un bloque ganador que está al frente de la tabla en Primera División con 18 puntos en 7 jornadas. Esto implica que ha sido capaz de solventar con victoria todos sus compromisos a excepción del envite disputado a domicilio con ElPozo (3- 2). Los guerreros universitarios, en cambio, sí fueron capaces de superar al cuadro murciano en una noche mágica en la que conquistaron este escenario con los goles de Davilillo, Alvarito –por partida doble– y Pablo Ramírez.

Este último viene de jugar con la selección española en Chipre y compartir vestuario con Adolfo, Antonio Pérez y Sergio González, que pasan a ser sus contrincantes sobre el 40×20. Este grupo de luchadores también se impuso a otro de los adversarios potentes, Movistar Inter, y, aunque la fricción con el Barça se espera totalmente distinta, no pierde de vista su verdadera aspiración. “Muy contentos por la victoria del pasado sábado que nos hace estar en una posición cómoda en la clasificación, pero no hemos conseguido nada. Hay que tener los pies en el suelo y ser humildes. En tres o cuatro partidos en los que te venga una racha negativa, te metes abajo y nuestro objetivo no debe ser otro que conseguir la permanencia. Es complicado por la igualdad de la categoría, pero es un sueño para nosotros el poder lograrla. En las tres campañas anteriores no lo pudimos hacer y, en esta, estamos todos muy ilusionados y con muchas ganas de cumplir ese reto”, comenta el técnico.

Tete agradece el apoyo recibido por sus seguidores, un gran respaldo para tratar de mantener una dinámica positiva como la actual con tres jornadas sin perder. “El sábado pasado fue una fiesta. Primero por el rival que vino a nuestra pista y segundo porque la afición nos llevó en volandas, disfrutó con nosotros y le pudimos regalar una victoria que dejó contentos a todos. Ya pasamos página desde el lunes y tenemos la cabeza puesta en el partido del Palau. Si hemos jugado con el mejor equipo de la historia, ahora lo haremos con el actual mejor conjunto del mundo. La temporada anterior, salvo el título que ganamos nosotros, se lo llevaron todo. Se antoja un encuentro muy difícil con mucho que ganar y poco que perder. Una pista donde no gana nadie y, si se escapa algún punto, son solo dos o tres los clubes que pueden llevárselo, aunque por qué no soñar con dar la sorpresa”.

Ante un plantel que dispone de un amplio abanico de recursos, el plan de partido se reduce a plantar cara en cada acción como expone el entrenador. “Tiene al mejor pívot del mundo y, seguramente, al cierre y los alas más destacados. Un equipo muy trabajado que en el uno contra uno te rompe el partido, si no en el juego con el pívot o de cuatro e, incluso, con las regresiones cuando sale Dídac de la portería. Un rival muy poderoso y complejo de controlar, pero vamos con mucha ilusión y, por qué no, poder puntuar en el Palau”. Tete, asimismo, recuerda que como jugador se llevó un punto con la elástica verde. “Visitar una de las pistas míticas es un regalo para todos los que amamos este deporte. Todos tenemos mucha ilusión en competir y, si se nos pone a tiro, no dejar escapar la oportunidad. Ya puntuamos en la primera temporada de Primera, y siempre hay una segunda vez para las cosas. El objetivo es muy difícil, pero soñamos que se puede conseguir”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here