Diez minutos de despiste condenan al Iberoquinoa Antequera

0
19

El Iberoquinoa Antequera cayó derrotado en su visita al Viveros Herol Balonmano Nava en un partido que estuvo muy condicionado por el mal inicio de los antequeranos. Pese a la gran entrega mostrada durante el resto del envite, el lastre que supuso entrar mal al 40×20 fue insalvable, pese a que lograron acercarse en el marcador durante el segundo tiempo. Diez minutos horribles de los que aprender, cincuenta fantásticos sobre los que trabajar y construir. No fue ni mucho menos el comienzo soñado. En apenas diez minutos de juego el cuadro antequerano veía cómo ya había encajado dos duros goles.

El primero, un parcial de 7-0 que le distanciaba en el marcador (8-2) y el segundo la descalificación de Francis Morales. Un panorama bastante gris el que se avecinaba para el choque. Supieron al menos encajar el mazazo los chicos de Lorenzo Ruiz y, a base de mucho trabajo defensivo, consiguió el Iberoquinoa Antequera mantenerse en el partido, llegando al descanso con cinco goles de distancia en el electrónico (14-9) y la sensación de que, creciendo desde atrás, habría posibilidades. Y con ese convencimiento volvió a la pista el conjunto verde. Siguiendo muy activos en defensa y con Alarcón echando el cerrojo a la portería, poco a poco el ataque fue fluyendo mucho mejor y, mediado el segundo tiempo, el Iberoquinoa Antequera estaba totalmente metido en la disputa por los puntos (17-16, min 45) y provocando el tiempo muerto local.

La balanza en lo anímico ahora se declinaba para el cuadro visitante, en un claro rendimiento de menos a más con el paso de los minutos. Pero, pese al empuje visitante, el Iberoquinoa Antequera no lograba culminar la remontada e igualar la contienda. Supo mantenerse por encima en el electrónico el Balonmano Nava, incluso sufriendo una exclusión en los últimos minutos. Llegaba a un único gol de distancia el cuadro antequerano al último minuto, pero un gol local evitaba que al menos se sumase un punto que, en el global de los minutos del partido, hubiese sido más que merecido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here