El Trops pasa a la segunda ronda de la Copa del Rey tras deshacerse del Villa de Aranda (24-22)

Los blanquiazules no conocen esta temporada la derrota en su cancha

0
18

El Trops Málaga venció al Villa de Aranda por 24-22 en la primera eliminatoria, a partido único, de la Copa del Rey. Con esta victoria, los blanquiazules pasan a la segunda ronda de este torneo –es la primera vez que lo consiguen en su historia– y, lo que es mejor, siguen intratables en el pabellón Fray Francisco Baños del colegio Los Olivos, ya que, hasta ahora, los de Quino Soler no conocen la derrota en su feudo y se muestran como un equipo seguro que transmite muy buenas sensaciones en la apertura de la temporada.
Pese al resultado satisfactorio y la hegemonía malacitana, que siempre jugó con el resultado a su favor, el encuentro fue muy competido, sobre todo, en los minutos finales, cuando los visitantes se cercaron al marcador.

El equipo local arrancó muy metido en el partido. La escuadra que entrena Quino Soler estaba bien posicionada en la pista, con la defensa cerrada, con un 6-0, y con un ataque fluido, potenciado con acciones rápidas que sorprendían al conjunto de Aranda del Duero. Aunque los visitantes intentaban contener la salida en tromba del Trops, los blanquiazules se sentían cómodos en la cancha y con un contraataque letal.

Así las cosas, llegados al minuto 10:00, los de la Costa del Sol ganaban por 7-3, con el lateral del Trops Leonel, ex del Villa de Aranda, muy enchufado y autor de dos de los siete goles anotados por el cuadro malagueño. La renta, incluso, fue ‘in crescendo’ conforme iban transcurriendo los minutos hasta llegar a la ventaja de seis (12-6) en
el 15:14. El portero Pol Gavañach, que salió de inicio por primera vez esta temporada en detrimento de Jorge Oliva, que no jugó ni un minuto, estaba haciendo un partido sensacional, con paradas de auténtico mérito. Sin embargo, la superioridad manifiesta del Trops dejó de existir, precisamente, desde ese mismo momento, coincidiendo con la exclusión del brasileño Leonel. Y es que el Villa de Aranda, que no se daba por
vencido, obtuvo un parcial de 0-4 para ajustar el marcador (12-10) en el 20:12.

Al contrario que al comienzo, el Trops salió frío en la segunda parte, mientras que al Villa de Aranda, muy motivado, se le veía con ganas de revertir la situación. El buen inicio de los amarillos, con un parcial de 0-4, le permitieron empatar el envite (16-16) en el 04:32. Ante esta inesperada situación, Quino Soler sacó a la pista al joven extremo
Pablo, de 18 años, quien logró desatascar el choque con dos goles que tenían su firma, uno de ellos desde los siete metros, y una nueva diana de Leonel. El encuentro volvía a estar a favor del Trops, que ganaba por 19-16 en el 12:13, aunque sin el brillo de la primera parte, ya que, aunque la labor defensiva seguía siendo impecable, los malacitanos erraban en ataque en acciones claras de gol.

A los cinco últimos minutos del encuentro se llegó con el resultado de 21-19. El extremo zurdo Banduka, el jugador visitante más destacado en la faceta ofensiva, había metido de nuevo al Villa de Aranda en el partido. Pero, a partir de aquí, el choque se convirtió en un toma y daca hasta llegar al 24-22 final, que le da al Trops Málaga el pase a la
siguiente eliminatoria de la Copa del Rey, que se disputará el fin de semana del 6 y 7 de noviembre y en el que ya entrarán en liza equipos de la Asobal. La semana que viene regresará la Liga con la cuarta jornada en División de Honor Plata. Para esta ocasión, el Trops se medirá a domicilio al Sant Quirze el próximo sábado a las 20.30 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here