El UMA Antequera quiere seguir soñando en Copa

0
45

La entidad universitaria ya ha llegado dos veces a la eliminatoria de cuartos de final. A diferencia de la de este curso que va a disputar como local, las anteriores las tuvo que afrontar en la cancha de oponentes llamados a dominar el fútbol sala nacional. La pasada campaña perdió en la tanda de penaltis (2-1) con ElPozo en Murcia tras empatar (3-3) al final tanto del tiempo reglamentario como de la prórroga y, en la 2018/2019, encajó del Movistar Inter FS una dura goleada en Torrejón de Ardoz (Madrid). Antes de recibir al Aspil en la Ciudad de Los Dólmenes por el camino quedó la UD Coineña FS, Pescados Rubén Burela y Fútbol Emotion Zargoza y, además, en la competición liguera se cumplió antes de poner todos la atención en este sueño copero.

“Parecía que el partido de Inter no se iba a jugar por el hecho de estar pendientes de este partido histórico que vamos a jugar en casa. Había que ganar, jugábamos con el colista, y esos tres puntos nos hacen seguir en una posición privilegiada que nos permite centrarnos en el choque de Copa y disfrutar de él”, precisa el entrenador malagueño. La Copa del Rey viene ofreciendo muchas alegrías en los últimos años a la escuadra verde, pero sin ser capaz de poner su nombre entre los mejores de la competición más allá de cuarto de final, algo que sí puede hacer este martes. “El equipo se va a vaciar y no se va a dejar nada. El club lo ha vivido en dos ocasiones y no lo pudimos jugar como local. Imposible no hay nada en el deporte, pero va a ser muy difícil. Ribera Navarra está haciendo una gran temporada con Pato a la cabeza.

Se ha metido en la Copa de España, va bien clasificado en la Liga y ha sido capaz de eliminar a Movistar Inter en esta competición. Son argumentos suficientes para el que piense que va a ser fácil que no se relaje. El deporte es tan bonito que los conjuntos que tenemos menos opciones, nos llega una oportunidad y hacerlo en casa juega a nuestro favor. Un partido para disfrutar y si somos capaces de ganar, seríamos equipo de final four siendo de Segunda División y haríamos historia”, explica. Tete sabe que para batir a su adversario precisa del arma diferencial de los aficionados al margen de todo el potencial de sus guerreros. “Necesitamos que estén con nosotros y nos apoyen y haya un buen ambiente, porque es fundamental. Los jugadores siempre dan un poco más cuando se ven arropados.

Hago un llamamiento para que vengan a alentarnos, porque si se consiguiese laa victoria, ellos van a ser los protagonistas”. Por otro lado, el preparador destaca lo que está haciendo su homónimo al frente de un Aspil-Jumpers Ribera Navarra que está brillando en la máxima categoría. “Lo de Pato es para hacerle un monumento. Un entrenador que lleva muchos años y es un espejo donde nos miramos los que estamos empezando. Cada temporada le desmantelan el equipo y se reinventa. Espectacular su labor. Nosotros somos UMA y seguro que tampoco para ellos va a ser fácil ganarnos aquí”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here