Silvia Arderius continuará liderando al Costa del Sol Málaga

0
28

El Costa del Sol Málaga continúa con su trabajo en los despachos para construir un proyecto ambicioso de cara a la próxima temporada. Después de poner la primera piedra con Sole López, el equipo malagueño ha llegado a un acuerdo con Silvia Arderius para renovar su contrato hasta 2023. Así, la central madrileña continuará liderando con su talento a las panteras en el que será su tercer curso en Málaga. Internacional con España, estuvo en el último Mundial en diciembre, el club se asegura a una de las estrellas de la Liga Guerreras Iberdrola otro año de cara a desarrollar un equipo potente para continuar entre las mejores del país. 

Arderius no ocultaba su alegría después de sellar su continuidad otra campaña más en un Costa del Sol Málaga donde ahora se siente plena. «Muy contenta, cuando finalmente tomas una decisión así lo haces porque quieres y estás feliz», dice la jugadora, que explica los motivos para renovar su apuesta por las panteras: «Un cúmulo de razones. La deportiva principalmente creo que es que el club muestra intención de crecer continuamente. Quieren ir a por más, no se conforman con lo que logramos el año pasado que es mucho, con lo que estamos haciendo este año, que también es algo grande. Noto que quieren crecer y me gustaría formar parte de ese crecimiento. Además personalmente estoy muy contenta en Málaga, estoy pudiendo seguir formándome como persona y como profesional en muchos ámbitos. Estoy pudiendo entrenar, tengo todo lo que busco para poder quedarme». 

La pasada temporada la primera línea fue pieza esencial para la consecución de los tres títulos, pero las panteras no bajan la ambición. Hay aún mucho margen de crecimiento en el club malagueño. «Quieren crecer y veo esa posibilidad de recorrido, de seguir creciendo y yendo para arriba. Todavía no se ve el techo, aquí en la ciudad hay todos los medios posibles para ayudar y fomentar ese crecimiento. Ahora depende un poquito de nosotras de dar un paso más», profundiza la madrileña: «Que lo del año pasado no sea algo esporádico. Que sea la línea a seguir, que todos los años estemos luchando por títulos. Este de nuevo estamos consiguiéndolo, incluso estamos siendo más estables en la liga que era un poco lo que teníamos pendiente. De momento en Europa seguimos adelante y en la Copa de la Reina, espero, vamos a llegar con todas las opciones posibles. De momento estamos consiguiéndolo y espero que el año que viene se repita».

 El Costa del Sol Málaga continúa siendo un gran escaparate, contando por ejemplo en el último Campeonato del Mundo con cinco representantes. «Se nota que estamos a gusto jugando y eso potencia a cualquier jugadora. Cuando tú en el campo te sientes cómoda, con cierta libertad y con confianza sobre todo de tu cuerpo técnico y el club es la mejor forma para dar la mejor versión de ti. Eso hace que a veces se abran puertas como es la selección, que es algo que ilusiona a cualquier jugadora. Al final lo importante es centrarse en el día a día y si lo haces bien en tu club y estás a tope esa puerta puede abrirse o no pero estarás satisfecho», reflexiona. 

Ese carácter competitivo del club costasoleño y de Silvia Arderius les lleva a continuar poniéndose retos ambiciosos. Y la Liga Guerreras Iberdrola es el principal porque es el título que falta en las vitrinas malagueñas. «Me gustaría poder luchar por un campeonato de liga, es el título que falta y lo que todo el mundo quiere aquí. Siempre lo he dicho y se lo he comunicado al club, que falta un poquito más. Una plantilla mayor porque la competición liguera es muy exigente, hay que estar estables durante todo el año. Con una plantilla tan corta cuando sufres lesiones eso es muy difícil. Además el Super Amara Bera Bera lleva dos temporadas ganándola invicto, dice mucho del nivel al que tienes que estar para ganar. Es el campeonato más difícil de ganar y por eso me gustaría que pudiésemos lucharla de manera real hasta el final y ponerle las cosas más complicadas al Bera Bera», expone.

La central también se cultiva más allá de la competición y es que en esta etapa sigue desarrollando su crecimiento como entrenadora. Su implicación en esa parcela es máxima y está al mando de un equipo de la Escuela Deportiva de Balonmano de Ciudad Jardín. «Todo el mundo sabe que es algo que me encanta, lo he podido hacer en varios de los clubes por lo que pasé. Aquí también y es una de las razones por las que he decidido quedarme en Málaga. En ese sentido de igual manera puedo ir creciendo y me han dado la posibilidad de hacerlo y es algo que me encanta. Ojalá pudiera tener un futuro ligado al balonmano y al deporte y en ese ámbito me gustaría mucho», cierra. Los caminos del Costa del Sol Málaga y de Silvia Arderius continuarán unidos un año más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here