Tete y Crispi: «Queremos quitarnos esa etiqueta de equipo ascensor»

Los nuevos entrenadores del UMA Antequera han pasado por los micros de Radio Marca Málaga

0
52
UMA Antequera
El UMA Antequera en el encuentro frente al Cartagena

Se marchaba Moli del banquillo del UMA Antequera y daba paso a Tete y Crispi en la toma de responsabilidades y dirección del equipo. Ambos han pasado por los micros de Radio Marca Málaga para dar algunas pinceladas sobre la planificación del próximo curso.

La primera de las preguntas iba dirigida a la sucesión de su mentor, y de cómo será ese cambio. «Nadie va a estar preparado para sustituir a quien vamos a sustituir. Le damos las gracias al maestro, que aunque se va lo tendremos cerquita. El legado que deja en el deporte malagueño es incalculable, así como a nivel nacional. Los valores que ha inculcado son increíbles», comentaba Tete.

«Hemos tenido la gran suerte de estar acompañados por Moli muchos años. Ahora tenemos que transmitir sus enseñanzas en esta etapa que nos llega, y él mismo nos ha comentado que le pidamos los consejos que hagan falta», relataba Crispi a raíz del relevo en el banquillo.

A raíz de su llegada a los banquillos, el futuro es una de las incógnitas que intentan despejar ambos entrenadores todavía hoy, aunque sí que tienen claro cómo encauzarlo. «Lo principal que tenemos es ilusión. Tenemos que asumir objetivos a largo plazo como nuevo proyecto que somos, y evidentemente la posibilidad de ascender está ahí. Uno de nuestros deseos es aumentar el número de jugadores malagueños en la plantilla. Si ahora hay tres o cuatro, que en el futuro sean siete u ocho. Además, nos gustaría quitarnos esa etiqueta de ‘equipo ascensor’ que tenemos«, confesó el nuevo entrenador del conjunto antequerano.

En relación al futuro y la cantera, Crispi quiso hacer hincapié en la organización y estructuración de la base del club. «Hay materia prima en la cantera, y hay que seguir trabajando y estructurando bien el filial y el resto de la base. Que el futuro se llene de jugadores malagueños y universitarios conlleva un gran esfuerzo detrás. Hay que trabajar en la base para poder incorporarlos al primer equipo a largo plazo.

En cuanto a la salida del idolatrado Moli, Tete relataba la situación previa a su cese en el puesto. «Moli llevaba toda la temporada pensándolo. Me daba cada vez más responsabilidades, aunque él no supiera cuándo exactamente iba a ser su último año. No es agradable, no concibo el fútbol sala en Málaga sin él. Tenerlo ahora respaldándonos no tiene precio«.

Ya en la planificación de la próxima temporada, ambos dieron algunas pistas de cómo pretenden que sea el devenir del equipo. «Estamos trabajando y tratando de confeccionar la plantilla de cara al año que viene. Tanto Crispi como Moli y yo estamos trabajando en ver quiénes suben del filial. El estilo va a ser muy parecido al de la pasada temporada, ya que los tres compartimos modelos de juego muy parecidos».

De esta forma Tete y Crispi cogen las riendas de un UMA Antequera que, aunque descendido, comienza la campaña con la ilusión de formar un proyecto a largo plazo que devuelva la categoría y las alegrías a la afición del Fernando Argüelles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here