Mala imagen, y la derrota no fue lo peor… (73-57)

Una derrota de Unicaja que queda aún más ensombrecida por la lesión de Brizuela

0
137

El Unicaja disputó su segundo encuentro amistoso del fin de semana. Se trataba de la final del torneo ‘EncestaRías’, que se disputaba en tierras gallegas, frente al Joventut de Badalona. El partido supuso la primera derrota del conjunto de Los Guindos en el período estival. Hubo mala imagen, pero la derrota no fue lo peor.

En el primer cuarto se pudo entrever el guion del choque. Un Joventut superior desde el minuto uno puso las cosas muy complicadas. Fueron diez minutos para el olvido por parte del conjunto cajista, que terminó con una desventaja en el marcador de 21-12.

En el segundo tiempo hubo remontada, y se llegó al 31-31. Bouteille fue el artífice, conviriténdose durante unos minutos en el máximo anotador del encuentro. No obstante, los de Badalona consiguieron aumentar su renta hasta el 36-31.

El tercer cuarto fue de nuevo una decadencia continua. Pau Rivas y Brandon Paul fueron los mejores, y machacaron a Unicaja desde el perímetro. Tan solo 6 puntos anotaron los de Katsikaris, que vieron cómo el electrónico llegaba hasta 54-37.

El cuarto tramo del encuentro no cambiaría el guion. El Unicaja se mostró totalmente fuera del partido, y se dejó llevar. Una férrea defensa del Joventut impidió cualquier atisbo de reacción. Finalmente, el encuentro terminó con 73-57 a favor del conjunto de Badalona.

Aunque la imagen del conjunto malagueño fue de estar continuamente fuera del encuentro, las malas noticias no terminan ahí. Darío Brizuela tuvo que retirarse del encuentro por una lesión, y tal y como informa Cope, podría sufrir un fuerte esguince en su tobillo derecho. Habrá que esperar a las próximas horas para conocer un diagnóstico médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here