María Torres: «Leía la prensa en la vuelta a casa y flipaba»

Una entrevista muy especial en el Chiringuito Los Manueles

0
71
María Torres sujeta el micrófono rojo, acompañada de la medalla de oro.
María Torres sujeta el micrófono rojo, acompañada de la medalla de oro.

Una campeona del mundo en el micrófono rojo. Con una sonrisa de oreja a oreja. Hoy tenemos el placer de charlar con María Torres, reciente campeona del mundo de kárate en Dubai. Un éxito culminado después de años y años de trabajo; pero esto no queda aquí. Los nervios en los días previos, la llegada a casa o cómo fue la final, entre otras cuestiones, en Radio Marca Málaga; con un entorno inmejorable: en el Chiringuito Los Manueles.

Viviendo un sueño. “Todavía no me lo creo. Lo dije en junio, que a pesar de haberme perdido los JJOO, quedar campeona del mundo no está mal, y mira al final”.

Un campeonato trabajado desde el primer día.Yo como siempre he estado entrenando para ello. No obstante hay veces que por mucho que entrenes te vuelves a la primera. Fui combate a combate, y cuando llegué a semifinales, la sensación es de alegría por luchar por medalla, pero quería ganar. Fue contra una bronce olímpico, pero me dije: hay que ir a muerte, y el campeonato fue mío”.

Las horas antes de la final. “Tengo muy buen dormir. Estaba tranquila. Nerviosa por la situación pero mi psicóloga y mi padre me tranquilizaban. Desde el momento uno tenía claro que había que disfrutarlo. Podía ganar cualquiera de las dos, pero me traje la medalla para Málaga”.

Una final de cara o cruz en los instantes finales. “Desde el principio estaba muy tranquila. Empezó ganando ella, pero sabía que remontaba. En los últimos 30 segundos se me puso un poco patas arriba, pero era ahora o nunca. Puede pasar cualquier cosa, pero al final ocurrió así. En 3 minutos puede pasar de todo”.

María Torres posa con Lolo Villafaina, de Los Manueles

La sangre fría, clave para subirse a lo más alto del podio. “Es muy importante tenerlo controlado. Como te aparezca el demonio y no te lo quites, haces dos combates en uno. No puedes dejarte llevar por las emociones. Mi psicóloga me recomienda que piense en cosas positivas. Una vez dentro del combate, lo quitas fácil, pero en el vestuario antes de saltar hago ejercicios para tranquilizarme. Me pongo más nerviosa ahora viéndolo que cuando estaba allí. En el viaje de vuelta leía ‘María Torres campeona del mundo’, y flipaba. Hace 3 días estaba en Dubai ganando el campeonato del mundo, estaba en shock”.

El respaldo de su ciudad. “Son dos experiencias que no se pueden elegir. El momento del himno es algo que todos soñamos, y fue brutal. Cuando llegué a casa y estaba la gente fue brutal, parecía algo más suyo que mío. Estoy muy contenta y muy agradecida a todos los medios de Málaga. Sobre todo a vosotros que estuvisteis en los momentos malos y ahora en los buenos”:

Hasta arriba de entrevistas. “Como tenía allí a mi padre, me apoyaba mucho en él. Apenas miraba el móvil. El martes me llegaron 300 mensajes de medios de comunicación. Había que concentrarse y es lo que hice. Me centré y el lunes ya me puse las pilas a contestarlo todo”. 

La medalla de campeona del mundo.

Una sorpresa que jamás olvidará. “Mis padres estuvieron ambos allí. Cuando me metí en la final no podía parar de llorar, fue muy duro y no me lo estaba creyendo. Mi padre me lo dice todo del combate, y mi madre también anima a muerte. Los vi a ambos saltando cuando gané, fue una locura. Hubo alrededor de 100-200 personas. Estaban mis amigos, mis alumnos, mi novio, su familia, mi familia… No sabía qué hacer, si abrazarlos a todos o qué. Cuando vi tanta gente y tantos medios… Fue una locura. El lunes otra vez vuelta al tatami, porque el año que viene tenemos el campeonato europeo y los juegos mediterráneos”.

Cerca de culminar un trío de oros histórico. “Damián me dijo que lo disfrutara y que aprovechara ese momento. Mis compañeras de equipo también me felicitaron, fue todo fantásticamente”.

Y ahora qué. “Ahora mismo no se si relajarme mucho porque tengo que ir a muchos recibimientos, y tengo que seguir trabajando. Doy clases a niños en el colegio El Atabal y tengo mi gimnasio también. Ayer cuando los vi estaban locos. Decían que sabían que lo ganaba”.

El sueño olímpico, aún es mente. “Hay una pequeña posibilidad de que metan el karate en París 2024. Así que bueno, achucharemos a ello. El problema no es a nivel de los competidores, sino algo político. Son los políticos los que tienen que presionar ellos a muerte”.

Dónde pondrá la medalla. “En el cabecero de mi cuarto para que no se me olvide (risas). Si me cae esto en la cabeza no me importa. Habrá que encuadrarla y colgarla con las demás”.

La polémica con los jueces. “Todas me tiraron del pelo prácticamente, y como vieron que se los daban seguían en ello. Que tiren, que yo me he vuelto con la medalla.

Gestionar la fama. «He llegado a 16 mil seguidores, pero no me dan el tick azul en Instagram (risas)”.

Próximos retos. “Soy inconformista, es algo muy grande pero quiero conseguir muchas cosas más. Como la medalla del campeonato europeo y seguir repitiendo este tipo de cosas”.

María Torres, acompañada de la redacción de Radio Marca Málaga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here