Manresa deja muy tocado a Luis Casimiro

2
143
Luis Casimiro Estudiantes Unicaja
Luis Casimiro, durante el Manresa-Unicaja || foto: acb Photo / J. Pelegrín

Manresa, como ya ocurriera en la ida, ganó a Unicaja en otro mal día malacitano. El equipo malagueño suma su octava derrota en los últimos nueve partidos y deja muy tocado al técnico Luis Casimiro. Manresa, con un gran partido coral, pasó por encima de los malacitanos con un gran encuentro de Mason y Sajus. Los catalanes igualan a Unicaja, que volvió a ser una verbena en defensa, en la clasificación y siguen ahondando en la crisis del club de Los Guindos. 

Unicaja arrancó el partido con soltura desde la línea de 6,75. Deon Thompson y Frankie Ferrari dieron la primera rente del partido a los de Luis Casimiro. Eatherton y Mason mantenían el tipo para los catalanes. Unicaja sufría en la pintura pero dominaba el exterior con otro nuevo triple de Brizuela. A mitad del primer cuarto llegó la primera ventaja de los locales. Sajus volvía a demostrar los problemas bajo su aro que lleva arrastrando Unicaja todo el curso. El pívot lituano hacía lo que quería con la defensa cajista. Manresa echó la persiana y solo Abromaitis consiguió romper la muralla. El equipo de Pedro Martínez se llevó el gato al agua en el primer acto mientras Unicaja se preguntaba el por qué de su desconexión, (23-15).

La entrada de Nzosa y una nueva ración de triples enchufó a Unicaja en el inicio del segundo cuarto. El regreso de Alberto Díaz a la pista y la muñeca de Francis Alonso pusieron las tablas en el marcador. El choque entró en un intercambio de canastas en cada uno de los lados de la pista. Abromaitis cogió las riendas del ataque malacitano mientras que Mason y Vaulet eran los más acertados por parte del Manresa. Un tiempo muerto permitió reflexionar a los locales que salieron algo más finos para el último tramo antes del descanso, (39-36). Solo el acierto exterior permitía a los malagueños sostener el partido.

Tras el descanso Unicaja se borró del partido. El habitual bache en el juego de los de Casimiro se acentuó con un parcial de doce a dos en los primeros compases tras la pausa. Eatherton y Mason formaban un binomio que el equipo de Los Guindos no era capaz de frenar. Unicaja tocó fondo y se puso las pilas en su peor momento. Todo empezó con un tres más uno de Francis Alonso secundado rápidamente por Alberto Díaz y otro triple. Los de Casimiro, al que se le vio más activo de lo normal en el banquillo, se metían en el partido. Los costasoleños se volvieron a dormir y Manresa subió de nuevo a diez su ventaja. El cuadro malagueño solo acertaba desde el triple, Abromaitis, el mejor de Unicaja de largo, era el salvavidas al que se agarraban los visitantes para enfrentar el serio juego de los catalanes en el último cuarto. (66-61)

A pesar del interés cajista, Manresa también comenzó mejor el último tramo. Los locales consiguieron un parcial de 10-4 con Hinrichs, Eatherton y Vaulet como protagonistas. Casimiro y sus hombres buscaban la remontada, pero los rojillos eran infalibles en ataque. Unicaja no era capaz de reducir su desventaja y los minutos iban pasando. Si Ferrari anotaba un triple le contestaba Joe, si Brizuela acertaba de dos respondía Eatherton. El rebote ofensivo iba a ser clave para que Manresa se llevara el partido. Los errores cajistas provocaban las desesperación del conjunto verde. Todo intento de ganar fue nulo para un Unicaja que sigue en caída libre, (90-83).

2 Comentarios

  1. Yo no soy partidario de cambiar de entrenador a mitad de temporada, pero esto ya es vergonzoso, para la imagen del club… La casaremos en la copa, esa en la q hemos entrado de rebote… Y el top 16 ya ha empezado mal, así q… Aunque no sea partidario de ello… Bye bye Casimiro, te has quedado obsoleto para el baloncesto moderno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here