Unicaja sigue sin cerrar la Copa

0
55
Unicaja Jaime Fernández
Jaime Fernández no fue suficiente // acb.com

El nuevo año comenzó con victoria tras una prórroga para San Pablo Burgos y un nuevo pinchazo para Unicaja. Los malagueños siguen sin cerrar su participación en la Copa del Rey de Madrid y firman su tercera derrota en las cuatro últimas jornadas. El 12% en triples de los de Casimiro fue clave para un equipo donde solo brillaron Rubén Guerrero y Jaime Fernández. Peñarroya y los suyos celebraron su triunfo gracias a las aportaciones de Kravic, Cook, McFadden y Benite (64 puntos). 

El partido arrancó con mucho ritmo. Unicaja buscaba un juego coral apoyados en la dirección de Jaime Fernández mientras que Burgos lo hacía en los puntos de Renfroe. Los locales no estaban finos ante el aro cajista pero los malos números de Unicaja en los rebotes daban siempre una segunda opción. Con mucho esfuerzo fue haciéndose con el partido el cuadro de Peñarroya. Kravic y McFadden estiraron la anotación para San Pablo Burgos. Unicaja estaba maniatado y solo Brizuela, que anotó los últimos cinco puntos cajistas del cuarto, daba respuesta en los de Casimiro. Unicaja se mantenía con vida pero las sensaciones eran malas al final del primer acto. (19-17)

El comienzo del segundo cuarto confirmó la tendencia. San Pablo Burgos alcanzó su mayor ventaja hasta ese momento tras un gran arranque. A los burgaleses les comenzó a funcionar el juego exterior. Cook y Salvó dinamitaron el equilibrio con sus lanzamientos de tres. Fue un momento de incertidumbre para el club de Los Guindos. Gerun era el único capaz de anotar aprovechando sus centímetros en la pintura.

Los problemas de rebote en Unicaja, uno de los peores en ACB y Europa, hacía complicada la reacción cajista. Jaime Fernández era el mejor de los malagueños, pero su esfuerzo no era suficiente. Una vez más, la entrada de Nzosa dio aire a sus compañeros. A Burgos se le apagó la luz con el joven pívot en pista y Unicaja aprovechó para ponerse a un punto. El partido se frenó en cuanto a aciertos y llegó al descanso con un 39-39 en el marcador.

Tras el descanso nació una asociación que fue terrible para Burgos. Jaime Fernández y Rubén Guerrero comenzaron a encontrarse con facilidad en la pista. El madrileño asistía y el canterano malagueño hacía y deshacía a su gusto en la pintura. Fueron los mejores momentos de los dos y Unicaja tomó algo de aire y renta en el electrónico, (43-50). Peñarroya intentó frenar el ímpetu visitante pero Unicaja estaba muy serio pese a su horrible porcentaje en triples, algo muy extraño en los malacitanos. La defensa de Unicaja no hacía aguas por ningún sitio y eso desesperaba a Burgos que tuvo varias pérdidas en este tramo de partido. El parcial crecía y crecía sin que Burgos consiguiese frenarlo al final del tercer cuarto. (51-58)

Unicaja se fue relajando y lo que fue doce de ventaja se redujo a uno en apenas minuto y medio de cuarto. Renfroe y Cook tuvieron mucha culpa de ello. El parcial de los de Peñarroya fue de 15 a 2, obligando a Casimiro a buscar alternativas para recuperar el ánimo de los suyos. Una técnica al entrenador manchego sirvió para reactivar a los suyos. El choque era un mano a mano entre el juego exterior de Burgos, con Cook, y el interior malagueño, con Rubén Guerrero. Las alternativas en el marcador llevaban la balanza de un lado a otro en cada jugada. El equilibrio fue roto por un gran triple de Benite a dos minutos del final. Un triple imposible de Brizuela ponía las tablas a 60 segundos para la bocina definitiva. Ninguno rompió el marcador y el partido se marchó a la prórroga, (79-79).

El tiempo extra arrancó con problemas de anotación en ambos lados del parqué. Rubén Guerrero seguía siendo el estilete verde en la pintura mientras que el protagonismo del Burgos recaía en Horton y McFadden. Unicaja se atascó y los de Peñarroya aprovecharon para marcharse de seis puntos. El partido terminó con una antideportiva de Brizuela y un robo de Horton. Unicaja sigue sin cerrar su participación en la Copa del Rey y San Pablo Burgos comienza el año dispuesto a mejorar el sueño vivido, pese a todo, en 2020, (95-83).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here