Mi buen amigo Gerard Sfez: «Increíble. Falló un gol que mi abuela habría marcado con tacón de aguja»

La opinión de Antonio Jesús Merchán tras el fallecimiento de Gerard Sfez

0
1212
Gerard Sfez columna Merchán
Gerard Sfez, en sus tiempos de gerente de Pizza Pino || foto: laopiniondemalaga.com
Con su acento francés y en un español entendible para todo el mundo, un gran amigo mío, casi un hermano mayor para mí, se nos fue el viernes. Durante muchos años Canal Plus tuvo al gran Michael Robinson, y la gran familia de Radio Marca Málaga al estupendo Gerard Sfez. Estuvo con nosotros justo cuando Francia y Zidane lograron los mejores logros futbolísticos para la selección francesa.
Fueron inconfundibles sus comentarios de las mejores hazañas del Málaga CF de Fernando Puche y Joaquín Peiró. Y vivió días de preocupación en los inicios presidenciales de Fernando Sanz, advirtiéndome del peligro de Al Thani en cuanto llegó al club.
Gerard Sfez fue fundamental en los inicios de nuestra emisora, nos brindó su ayuda anímica y económica en unos momentos de gran dificultad. Confió en el proyecto que mi esposa y yo le presentamos, además de ser fundamental para que dijésemos que sí a nuestro acuerdo empresarial con el Grupo Recoletos, hoy Unidad Editorial. Por eso recibió en su día el Escudo de Oro de esta casa. 
PIZZA PINO, junto al restaurante L’Entrecote, el grupo de restauración que fundó su familia y él hizo grande en Málaga, se convirtió en uno de nuestros principales patrocinadores a todos los niveles y juntos desarrollamos una creatividad publicitaria sin precedentes.
Tertulias radiofónicas nocturnas, folletos promocionales novedosos que se repartían por miles en el pabellón de Ciudad Jardín y el estadio de La Rosaleda, concursos y apoyo continuo a la cantera y el filial malaguista. Pero, sobre todo, Gerard fue capaz de caer bien a todo el mundo y dejar incluso impronta de muchas de sus frases.
Me quedé con una muy especial cuando Edgar y Catanha eran la pareja de ataque malaguista, reeditada cuando lo fueron Dely Valdés y Darío Silva. “INCREÍBLE, FALLÓ UN GOL QUE MI ABUELA HABRÍA MARCADO CON TACÓN DE AGUJA”. Creo que no me he reído nunca tanto en una narración deportiva y la he retenido en mis narraciones para toda la vida.
Este domingo, con un Málaga CF torpe y ramplón, se habría puesto de los nervios viendo la incapacidad para batir a un equipo en inferioridad numérica toda una segunda parte y cinco minutos del primer periodo. Gerard, con una muñeca prodigiosa para jugar al tenis y al padel pese a su estado físico, comentó con nosotros dos eliminatorias de Copa Davis celebradas en Marbella y Málaga para toda España. Su sapiencia tenística fue evidente y encandiló a la audiencia de Radio Marca por su elocuencia y naturalidad.
El viernes pasado falleció en Marruecos, donde ya residía desde hace algunos años, y me ha dejado un hondo pesar además de una tristeza inconsolable. Hace meses que no lo veía aunque hablábamos con cierta asiduidad. Esta puñetera pandemia nos tiene encerrados y nos castiga con golpes durísimos cada cierto tiempo. Mis lágrimas no pueden verse en estas líneas pero sí se constatan.
Quiero decirle a tu hijo Brandon que ha tenido un padre maravilloso que le quiso con locura y del que debe sentirse orgulloso. A Michael no le digo nada, sabe mejor que nadie cómo le cuidaste y quién fuiste para él cuando hizo falta. Por mi parte, te digo hasta siempre por ser buen amigo, un empresario inigualable y una persona entrañable. Pocas veces reacciona mi compañero César Suárez con tristeza cuando un amigo cercano se nos va. César es muy suyo y rara vez deja ver sus sentimientos, ayer no pudo contener su tristeza.
¡Descansa en paz!, amigo mío, nos veremos pronto donde tu Dios quiera que volvamos a encontrarnos. Cuida desde tu tribuna celestial a todos los que quieres, a tus compatriotas franceses y a tu idolatrado pueblo de Israel. Y ayuda a regresar a la Liga de las Estrellas a nuestro Málaga CF, al tiempo que empujas al Unicaja de nuevo hacia la Euroleague. Siempre con nosotros, Gerard.
¡Memoria, Compromiso y Fe!, sobre todo ésto último.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí