Asalto a la permanencia (1-0)

Victoria de oro del Málaga que deja más cerca el sueño de la salvación

0
505
PARTIDO DE FUTBOL DE LALIGA SMARTBANK, JORNADA 39 ENTRE EL MALAGA C.F Y RC DEPORTIVO, EN EL ESTADIO DE FUTBOL DE LA ROSALEDA.

Respeto, calor y miedo. La inquietud de no saber qué va a pasar en las próximas jornadas con la propia vida en juego. Pero tres puntos que hacen respirar. Victoria por la mínima del Málaga sobre el Deportivo de la Coruña en la batalla correspondiente a la jornada 39 de Segunda. El revulsivo Hicham devuelve la ilusión a Martiricos tras el dubitativo encuentro frente al Albacete. Hacía falta más que nunca. Asalto a la permanencia.

Los boquerones partieron con Ismael Casas y Benkhemassa en el once que presentaba más de una variación. Por su parte, Fernando Vázquez recurrió a Bergantiños de líbero en la línea defensiva y Claude Beauvue en punta. Juanpi fue el motor blanquiazul en los primeros compases. En sus botas nacieron los primeros acercamientos locales a la meta rival. ‘Tete’ Morente se activó con un centro chut que finalmente no supuso ningún problema para el Deportivo.

Los vestidos de verde oscuro tuvieron su primera ocasión en un control de Claude Beauvue que repelió Juankar a la perfección. El juego sin balón malaguista fue muy bueno a lo largo de la primera media hora de partido. En ese sentido, el beneficiado fue Benkhemassa, quien tuvo buenos minutos, pero le enseñaron la cartulina amarilla tras una entrada que no venía a cuento. El juego estaba parado. Juanpi tuvo el primer tanto del encuentro en una falta desde la larga distancia que rechazó Dani Giménez y casi lo aprovecha Adrián. Partido número cien ya para el futbolista madrileño.

A pesar del dominio del Málaga, la calidad del Deportivo es indiscutible. Y así lo demostraron. Los soldados de Fernando Vázquez –en la grada por sanción– dieron un paso adelante. Magistral pase de Bergantiños en largo, control de fantasía de Shibasaki y el remate de Emre Colak que se fue por muy poco de la meta defendida por Munir, quien tuvo poco trabajo en la primera parte. El jugón japonés conectó también una volea con la zurda que no supo aprovechar. Los de Pellicer casi mojan en los últimos compases con el remate de Morente, pero no pudo ser. Con todo esto, el colegiado señaló el camino de los vestuarios. Resultado gafas en el marcador.

La entrada de Borja Valle en detrimento de Shibasaki marcó el comienzo del segundo acto. Los visitantes arrancaron con más intensidad incluso lamentando alguna que otra ocasión. Minutos después se presenció un baile de cambios en el Málaga. Triple ingreso de Rolón, Luis Muñoz y Hicham. Lo que no se sabía era la que iban a liar los dos últimos. Recuperación de galones del ’34’ que acabó con el desmarque de ruptura al espacio de Hicham, quien anotó el 1-0. El marroquí provocó la locura en el banquillo blanquiazul. Son conscientes de lo que se juegan.

El salto de calidad de Lombán desde la vuelta a la competición es abismal. Infranqueable de cabeza y no solo en defensa. Testarazo con el que casi marca, pero Dani Giménez se lució con una mano cambiada de muchísimo mérito. Con el dominio del club de Martiricos en el electrónico, Fernando Vázquez puso todas las cartas sobre la mesa. Sabin Merino y Christian Santos arriba. Hugo Vallejo y Víctor Mollejo de carrileros. Con absolutamente todo.

Aún quedaba la última palabra de los rivales. Borja Valle se animó desde la larga distancia con un latigazo, pero no vio portería. Con el límite de cuatro jugadores con ficha del filial sobre el verde, el Málaga se defendió con uñas y dientes. Con la vida en juego. Con todos los cambios cumplidos. Y con el corazón en la mano, el Málaga dejó los tres puntos en La Rosaleda colocándole, de esta manera, a más de un partido de ventaja sobre el pozo. Hay vida en Martiricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here