Dani Martín: «Si yo eligiera, me quedaría en Málaga»

1
750
Dani Martín en La Rosaleda
Dani Martín en La Rosaleda // MCF

El portero titular hoy por hoy del Málaga CF, Dani Martín, ha pasado por el micrófono rojo de Radio MARCA Málaga para analizar su situación personal y la que atraviesa el club. No tuvo tapujos en hablar de ningún tema en concreto, y mostró una gran calma a la hora de tratar las críticas tras el encuentro ante el Sporting.

En primer lugar, comentó cómo está siendo todo en las últimas fechas y habló sobre los fichajes. «Estamos entrenando muy bien y está siendo una semana muy buena de entrenamientos. Después de una mala racha parece que estamos asomando otra vz la cabeza y volviendo a nuestra mejor versión. No pudimos llevarnos los 3 puntos pero el equipo lo mereció. Las incorporaciones nos están dando mucho, aunque solo jugaran un rato Aleix y Álvaro».

«Ya los estábamos viendo entrenar y se nota que vienen de una categoría superior. Nos pueden dar mucho y dar una calidad que se agradece. Los dos le pegan muy bien. Álvaro tiene un golpeo más seco y complicado para los porteros. Ambos nos lo ponen muy complicado a Dani Barrio y a mí».

«Este mes hemos recuperado a bastantes jugadores lesionados como Jozabed y Ramón. Encima con las dos incorporaciones que tienen una calidad muy alta el equipo lo nota. Se vio en el juego que hemos mejorado bastante».

Dani Martín también trató el tema de los dos golazos en el encuentro ante el Sporting. «Saludé a Mariño al final del partido y estuvimos hablando un poco. No nos gusta hablar de los goles, allí cuando estaba en el Sporting tampoco lo hacíamos. Hablamos de cómo se vivía aquí en Málaga y cómo estaba la cosa por Gijón.

«Lo vi y tengo la imagen guardada. Cómo hace esa curva el balón y fue un golazo. Me recordó bastante al golpeo de Toni Kroos que la suele pegar al palo con la rosca. Nada más salir el balón dije: esto es gol sí o sí. Pasó muy cerca de un defensa y fue imparable», dijo sobre el misil de Ramón Enríquez.

Se extendió en las explicaciones sobre el gol tan afortunado de Kravets en La Rosaleda. «Es un gol que todos los años suele haber. El año pasado Ramón metió uno muy parecido el año pasado. Son balones muy complicados. Estamos esperando el centro para interceptarlo en el área pequeña. Si le pega así, que dudo que quisiera hacerlo, es muy complicado para nosotros. Recular y saltar hacia atrás es muy difícil. Ocurre uno de cada doscientos centros. Una pena, pero son goles que pueden pasar, hay que seguir mejorando».

«Normalmente, desde la posición desde la que centra no es un centro muy pegado a línea de banda ni de línea de fondo. Es desde pico del área. Esos centros suelen ir al primer palo. En el segundo están el lateral y el central del lado contrario. No podemos estar en el segundo palo, quizás más hacia afuera de la portería. Si estoy ahí también sería más complicado llegar al segundo palo.

«Son muy complicados para el portero. Hay muchos goles a porteros de primerísimo nivel así. Son situaciones que no te esperas para nada, sabes que va a centrar y el propio jugador también. Si lo ves salir bien o está más lejos te da tiempo a poder tocarla o sacarla, pero la situación de Kravets es muy complicada y cercana».

Relató cómo fue su llegada a Málaga y los problemas que tuvo en el arranque de la temporada. «Llegué en la pretemporada después de haber pasado COVID y tras haber entrenado muy poco con el Betis tras la lesión de rodilla. Tenía que entrenar y coger ritmo de juego. Pasé COVID y estuve 10 días encerrado en una habitación de hotel en Suiza y con el Betis en España. Esos días no me vinieron bien para la rodilla y la musculatura que estaba desarrollando.

«Cuando llegué a Málaga estaba un poco flojo en ese tema y tenía bastantes dolores. Empezar a entrenar fue difícil y lo pasé algo mal. Empezó la liga, llegué 15 días antes de que arrancara. El equipo empezó bien hasta el partido en Almería, donde hicimos un gran partido y dos errores defensivos cuestan dos goles.

«A partir de ahí me da el míster la oportunidad y algunos altibajos ha habido. La irregularidad que teníamos no nos hacía sentirnos cómodos a ningún jugador. El equipo está llegando a una situación en la que está más cómodo y al final las sensaciones mías son muy parecidas a las del equipo».

¿Cómo vive Dani Martín desde su aterrizaje en Martiricos? «Feliz me siento desde que he llegado a Málaga. La gente me ha recibido muy bien y hace que des un plus. Con el equipo, desde los primeros entrenos te hacen sentir en casa. Me siento muy cómodo y cada vez nos entendemos mejor, eso se nota en los partidos».

Conoce a la perfección ese debate que hay entre la afición sobre quién debe ocupar la portería. «Se que hay debate. No soy de mirar mucho redes sociales ni prensa, pero lógicamente se que lo hay. El jugador es el primero que sabe cuándo falla. Cunado hay un fallo sabes que van a haber dudas. Es lógico. Cuando estás en un equipo que no es de los grandes sabes que cuando fallas tienes más posibilidades de irte al banquillo. Trabajo para dar el máximo en los partidos. Si el míster decidiera darle de nuevo la oportunidad a Dani Barrio, me quedaría solo trabajar».

¿Considera Dani Martín desmedidas las críticas por parte de algunos sectores de la afición? «Al final por desgracia no tengo a nadie detrás mía que me solucione el error. Si los porteros fallamos es gol o casi casi. Hay muchas críticas que la mayoría las desconozco y que vienen de gente que no entiende de fútbol. Hay muchas veces que son desmedidas y no les hago caso. Habría dejado de ser futbolista hace mucho tiempo. Todavía no me ha pasado un balón por debajo de las manos y suelen pasar mucho. Todavía no me ha pasado nada y ya me critican».

«Esta temporada si analizas las paradas que hago y los goles, creo que el de Kravets es el primero que me meten desde fuera del área además del de falta de Rubén Castro. Las ocasiones que nos generan muchas veces son dentro del área y prácticamente estoy solo ante el delantero, o remates de cabeza. Somos un equipo muy sólido, y las ocasiones que se dan muchas son de rebote y difíciles de parar. Necesitaba una parada así para sentirme más importante. Viene muy bien después de un parón de navidades».

«Saben que yo les tengo que gritar igual que ellos a mí. La relación con ellos es muy buena. Se cómo juegan y ellos cómo lo hago yo. Hay confianza plena en la defensa y ellos la tienen en mí», comentó en lo que a la relación con sus compañeros de la zaga se refiere.

Dani Martín también dio sus explicaciones por la amarilla vista ante el Sporting. «La verdad es que no entendí por qué me manda repetir el saque. Cojo el balón, lo dejo en el suelo y saco rápido. Él estaba mirando a otro lado como si no hubiera visto que es saque de puerta. Pensaba que pitó entonces fuera de juego. Con los nervios y las prisas me calenté más de la cuenta y levanté los brazos y me sacó la amarilla. No hablé con él y no pedí explicaciones porque no me iba a quitar la amarilla. Me puse a hablar con los antiguos compañeros del Sporting».

«La temporada anterior para mí fue nefasta. La recuperación del tobillo y la rotura de la rodilla fue muy complicada y difícil de llevar. Necesitaba un año de tener minutos y sentirme futbolista. Llevaba dos años en el Betis que había jugado bastante poco. Estoy muy agradecido al Málaga por las oportunidades que me está dando. Quiero disfrutar lo máximo de este escudo», confesó en cuanto a lo que supone su llegada a Málaga.

Su trabajo y autocríticas son continuas. «No me suele gustar ver los partidos después de jugar. Sé cuándo fallo y cuándo hago las cosas bien. Soy muy analítico con todo. Me doy cuenta de cuándo tengo un error. Cualquier jugador lo sabe. Dani Lima me guía un poco y me comenta en qué puedo mejorar y qué hago bien.

¿Cómo se define Dani Martín a sí mismo? «Como portero es complicado, pero creo que soy moderno, al que le gusta jugar con los pies, salir y estar fuera de la portería y arriesgar un poco. Me siento cómodo también bajo los palos. Es complicado definirme, no me gusta halagarme mucho. Más o menos soy completo, nada más. Como referente tengo a Buffon que lleva muchos años en la élite y comete muy pocos errores».

Por supuesto, detalló cómo es su vida en la capital de la Costa del Sol. «Tengo las rutinas bastante claras. Por la mañana siempre hago lo mismo, y cuando me cambian la rutina el día no va tan bien. Por la tarde descanso un poco después de comer y del entreno. Saco a los perros y doy un paseo con ellos y poco más. Hacer la compra y lo que necesite. Una vida bastante normal y de rutinas. Vivo cerquita de la playa y los paseos los doy por allí. Me gusta ir a sitios con jardines y palmeras con los perros y disfrutar de lo que es Málaga. No me gusta mucho pensar en el fútbol porque me machaco mucho.

«Me gusta el paseo Antonio Banderas y es por donde suelo estar. Son ciudades muy parecidas Gijón y Málaga, aunque aquí hay el doble de población. Gijón tiene un tamaño perfecto de extensión, Málaga se me hace grande igual que Sevilla. En Gijón vivía en mi barrio y no salía mucho de él. Con todo el turismo que hay me agobio un poco porque hay mucha gente. Vivo con mi novia al igual que en Gijón y en Sevilla. A María le flipa Málaga, es una pasada y sobre todo el clima. Hoy es el primer día que he pasado frío entrenando, imagínate».

¿Cuál es el futuro de Dani Martín a partir de terminar su cesión con el Málaga? «Si yo decidiera sí, me quedaría. Decide el club por desgracia porque el Betis es el que manda. No ha dado la opción de que el Málaga me pueda comprar. Si tuviera que salir cedido otra vez a un equipo de Segunda, lo tendría bastante claro. Si fuera a un equipo de Segunda sería Málaga, aunque ojalá en Primera. Lo que recuerdo es el Málaga con Pellegrini en Primera dando muy buen fútbol».

Finalmente, quiso tirar de hemeroteca y acordarse de la eliminación del Málaga CF de la UEFA Champions League ante el Borussia Dortmund. «Recuerdo muy bien esa noche. Fue de los peores arbitrajes que recuerdo. El fuera de juego que no pita es lamentable. No recuerdo muy bien el partido, pero eso lo tengo bastante claro».

1 Comentario

  1. LO QUE NOS FALTABA, este ha visto que juega por decreto con este entrenador, y se quiere agarrar al chollo. El Málaga si aspira el año que viene a pelear de verdad por subir necesita un portero de garantías, este no nos ha transmitido seguridad ni nivel hasta el momento y va mas de una primera vuelta. Esperemos que la dirección técnica no acceda a la presión del mister este, y no vengan lamentos después. Vaya nivel que hay, jugadores vendiéndose casi gratis, cuando tendríamos que convencerlos por su valía para que no se fueran. Añadiría además la falta de respeto en sus comentarios al otro jugador portero y defensas cuando habla del partido de Almería y juzga de dos errores su entrada en el once, vergonzoso, entonces cuantas veces tendrías que haber salido tu?. A ver si de una vez la prensa actúa con valentía y respeto a la afición y no nos toman por tontos y cuentan la verdad de las condiciones detrás de esta cesión, o se tiene que filtrar desde Sevilla, esta afición lo merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here