El nuevo Málaga CF desde dentro

El vestuario habla del 'efecto' Guede tras las dos primeras jornadas disputadas con el técnico argentino al mando

0
1027
Pablo Guede conversa con Bravo en un entrenamiento del Málaga CF | Pepe Ortega: MCF
Pablo Guede conversa con Bravo en un entrenamiento del Málaga CF | Pepe Ortega: MCF

Javi Jiménez ha sido una de las primeras voces del vestuario en desgranar y explicar cómo ha cambiado el grupo desde la llegada del entrenador argentino. El ‘efecto Guede’ desde dentro. Todos perciben un nuevo Málaga CF. Es el mismo de siempre en cuanto a nombres propios en el verde, pero lo que se ha visto en las dos últimas citas ligueras ‘engancha’ al aficionado por su compromiso. «Se va a ver el mismo Málaga que hemos visto en las dos últimas jornadas. Un Málaga intenso, un Málaga trabajador. Un Málaga que va por el partido desde el minuto uno. Un Málaga que no se esconde y un Málaga que no va a especular con el resultado y que va a intentar sacar en todo momento los tres puntos», comentó el jugador al respecto.

La afición ve con ilusión el futuro más reciente para el equipo blanquiazul. Es cierto que el descenso sigue a siete puntos y que solo aguanta la embestida el Amorebieta, pero la llegada de Guede ha supuesto la aparición de un nuevo Málaga. En lo táctico-técnico, en la consecución de puntos (4 de 6) y también en el rendimiento individual de jugadores. Dani Martín salva ocasiones con grandes paradas, el centro del campo crea o destruye según se tercie y los delanteros, véase Sekou Gassama ven puerta.

El nuevo Málaga CF desde dentro puede parecer el mismo. No ha venido fichaje alguno, pero el argentino ha podido recuperar a buena parte del vestuario en lo deportivo y en lo anímico. Apoyado en gente de club como Francis Bravo, el efecto Guede no son palabras. Hay hechos. En la pizarra y en el ambiente.

Es cierto que hay un mayor control de emociones. Menor fragilidad mental y paciencia a la hora de encarar golpes o adversidades. El grupo sale con una mayor mentalidad ganadora. 5 goles en 2 partidos.

Transmite ambición e intensidad en el verde con una mayor energía y garra, aunque el mejor factor que define al preparador malaguista es su intervencionismo. Un Málaga camaleónico durante 90 minutos, 16 futbolistas empleados en dos jornadas y una precisa y acertada lectura de juego con cambios de disposición en el verde o de piezas puntuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here