Entrevista a Capote, scouting del Málaga

Francisco Lupiáñez 'Capote', scouting del Málaga CF, ha concedido una amplia entrevista a los medios oficiales del Club.

0
236
Capote, miembro como scouting de la dirección deportiva del Málaga

Francisco Lupiáñez ‘Capote’, scouting del Málaga CF, ha concedido una amplia entrevista a los medios oficiales del Club. Desde la actual situación que se vive en España por la COVID-19, hasta su pasado como futbolista y su rutina dentro y fuera de ‘La Cueva’ junto a Manolo Gaspar y Martín Viberti. Conoce a uno de los ojos de la entidad blanquiazul. 

Entrevista a Capote, scouting del Málaga CF

Su nombre real es Francisco Lupiañez, pero todos le conocen como “Capote”. Es “Scout” del Málaga Club del Fútbol, los ojos del Club, y junto a su compañero Martín Viberti forman el equipo de dirección deportiva capitaneado por Manolo Gaspar.

Es rápido, despierto, discreto y humilde. Pero si algo llama la atención de él es su sonrisa. Una dulce sonrisa perenne. La baza de aquellos que nunca pierden la sonrisa es que saben que no hay nada más importante que vivir. Y es que, este joven ojeador lleva a su espalda una historia que le ha hecho aprender a valorar la vida con una madurez sorprendente. 

En palabras del propio Gaspar, Capote es uno de los dos “fieles escuderos” que habitan “La Cueva”. El lugar de trabajo de dirección deportiva. Pero, ¿qué ocurre realmente allí?, ¿por qué reza en la pizarra de “La Cueva” el lema “creer en lo que vemos”?, ¿cómo trabajan los ojeadores del Málaga Club de Fútbol?

El ritmo no para En La Cueva. De la mano de “Capote”, nos metemos dentro…

¿La actividad, a nivel de scouting, sigue con normalidad a pesar de la situación actual?

 “Para nosotros el fútbol nunca para. Nuestro día a día sigue trabajando con normalidad. En el scouting, en la secretaría técnica…en `La Cueva` como cariñosamente le llamamos nosotros en el Club, el ritmo nunca para. Y bueno, en la captación no nos afecta”.

¿No os afecta, a priori, el parón liguero y la indefinición sobre el regreso de la competición en vuestra labor?

“Nos pasa igual en verano o navidades, cuando no hay competición, y ahora igual en esta circunstancia que estamos sufriendo. Podríamos estar meses viendo partidos y analizando jugadores”.

Tras el mercado de invierno, se acerca el de verano de fichajes. Fecha clave para la elaboración de informes de jugadores que puedan interesar…

“Ya casi adentrados en abril se va oliendo el mercado de verano. Ya pasamos de la etapa de volumen a la definición, de la cantidad a la calidad. Pasamos de ver muchos partidos a concretar analizando a los jugadores destacados. Esos informes ya empiezan a ser definitivos”.

¿Qué herramientas-programas utilizáis en el día a día en La Rosaleda y ahora en casa para ver partidos y futbolistas?

“La verdad que hoy en día, como ha evolucionado la tecnología, tenemos todos los medios posibles a nuestro alcanza. Nosotros, las herramientas que utilizamos son “Wyscout”, dónde podemos ver los partidos de cientos de países además de todo tipo de acciones individuales de cualquier jugador. De vídeo usamos “Footers”, donde podemos ver todos los partidos de Segunda B. Los informes de esos partidos los guardamos en “Scout 7” que es otra herramienta que esta nos ayuda a en cualquier momento ver todos los comentarios e informes que hacemos de todos los jugadores que vamos viendo de todas las temporadas anteriores. No solo de esta. Guardamos mucha información que en cualquier momento nos puede ser útil. Eso es lo esencial.

También usamos otra herramienta de Bet Data que se llama “ProFootballDB” de nuestros paisanos y amigos de “Bessocer”. En esta herramienta vemos datos y estadísticas. Nos ayuda a llegar donde nuestros ojos a veces no llegan. Hay que saber usar esa herramienta, saber filtrar lo que es válido, lo que es trascendente en el juego y no sólo un número. El Bet Data nos aporta pero nuestro lema en La Cueva es “creer en lo que vemos”, y esa frase la tenemos escrita en la pizarra de La Cueva”.

¿Qué ligas, teniendo en cuenta la situación deportiva y económica del club, seguís más?

“Respecto a nuestro mercado, en cuanto a las restricciones de Laliga y la circunstancia del Club es muy completo y reducido. Sería muy difícil explicar por aquí todas las restricciones o limitaciones que tenemos. Esto nos condiciona mucho. A veces vamos más buscando lo que podemos, que lo que queremos. Pero en relación a los merados nuestra Segunda División es nuestro mercado de referencia. Junto con los 4 grupos de segunda B, que son 4 ligas, 80 equipos. Y miramos situaciones de otros países, jugadores que acaban contrato, con pocos minutos pero que hayan rendido bien en alguna ocasión, jugadores españoles en otros países e incluso jugadores malaguistas que estén fuera. Estamos atentos a todo”.

¿Podrías hablarnos sobre la ratificación de Manolo Gaspar, importante para vosotros y si es real la sensación de estabilidad desde la llegada del administrador judicial?

“La ratificación de Manolo no nos cambia mucho, porque el trabajo sigue siendo el mismo. Sí que sentimos una alegría personal por él, por Manolo. Porque reconozcan su trabajo y su valía. Manolo no es nuestro jefe, no es sólo el director deportivo, es mucho más. Le sentimos como nuestro líder. Es lo que nos demuestra. Somos un grupo muy unido en la dirección deportiva, somos un equipo con mucha confianza”.

«En cuanto a la ratificación se lo agradecemos a José María. El ratificar a Manolo es muy importante, ya que nos trasmite seguridad y poder trabajar con cierto sentido”.

Háblanos de tu inseparable Martín Viberti.

“Respecto a Martín qué te voy a decir. Estoy con él mañana y tarde compartiendo mesa. Paso más tiempo con él que con mi familia y amigos. A pesar de la diferencia de edad conectamos bastante bien. Es muy fácil trabajar con él. Es buen compañero, un hombre humilde, aporta mucho con sus bromas y sus chistes, su grado de risas con sus anécdotas. Genera buen ambiente. Estoy encantado con él”.

¿Cuánto llevas como ‘scouter’ en el Club y cómo te sientes formando parte de la ‘Familia Malaguista’?

“Entré en el Club hace tres años como ojeador en la dirección deportiva con Mario Husillos cuando él llegó de Olimpiacos. Duró poco eso, a los pocos meses vino Caminero y continué con él y ahora con Manolo.

Me siento muy bien en la familia malaguista. ¡Cómo me voy a sentir! Para mí es un orgullo, soy malagueño. Mi padre me traía a La Rosaleda de pequeño. Sé lo que significa el Club y trabajo con ese sentimiento de pertenencia. Y en estos momentos delicados más que nunca. Es un reto personal ayudar al Club, me lo tomo así”.

No mucha gente conoce tu historia futbolística previa a tu trabajo actual. Llama la atención, y mucho, tu paso por la cantera del Real Madrid. ¿Cómo llegaste al Madrid?

“Sé que puedo ser un desconocido aquí en Málaga para gran parte de la gente porque me fui muy pequeño. Con 13 años. Desde el equipo en el que jugaba con la selección malagueña y andaluza, en el barrio de El Palo, se fijaron en mi, me fichó el Real Madrid, tuve esa suerte y allí estuve hasta los 20 años. Fue una gran experiencia a nivel futbolístico y profesional”.

Allí coincidiste con Carvajal, que jugaba en tu puesto y, dicen, era suplente tuyo en las categorías inferiores…

“La anécdota con Carvajal no es totalmente así, no es tan cierta. Pero sí que los dos éramos laterales derechos, pero bueno, él era el bueno. Una temporada tuve que jugar como lateral izquierdo por su culpa, porque era imposible no ponerle a él… Alcanzó un nivel muy alto. Y lo hemos ido viendo. Logramos una bonita competencia sana. Es buen tío”

Amistades en la cantera del Real Madrid

“Después de tantos años allí tengo muy buenas relaciones. Me acuerdo de la época de juvenil con Carvajal. Había muy buen equipo. Coincidí con Pacheco portero del Alavés, el propio Carvajal, Álex Fernández del Cádiz, Sarabia, Lucas Vázquez, Morata, Óscar plano del Valladolid, Sobrino y Rodrigo del Valencia, Fran Sol que ahora está en el Dinamo de Kiev. Igual me olvido alguno más. alguna vez hablo con ellos, o cuando coincidimos nos alegramos mucho. Fue parte de nuestra infancia, y súper feliz. El otro día nos enviamos una orla del colegio con Pacheco, con Sarabia hablé para pedirle el contacto de un jugador, y con otros que no llegaron a ser jugadores como Ignacio Boto que es malagueño y fisio de nuestra cantera”.

En tu joven carrera hay un antes y un después, que marca tu retirada del fútbol… Cuéntanos.

“Por buena o mala suerte existe un antes y un después. En el fútbol y en mi vida. Esto me sucedió en un entrenamiento, tenía 20 años, al principio del entrenamiento. En un rondito. Y bueno, me desplomé y tuve una parada cardiorrespiratoria. Estuve dos días en coma y dos o tres semanas en el hospital. 

Es el mismo caso de Larrea con peor suerte de Antonio Puerta, Dani Jarque y muchos más… desgraciadamente. Tuve que retirarme. Perdí el fútbol, pero afortunadamente gané la vida”.

Debido a tu tema de salud, ¿practicas deporte? ¿A qué nivel? ¿Alguna pachanguita de fútbol con amigos? ¿Otros deportes?

“Me implantaron un desfibrilador, y afortunadamente, hoy en día hago vida normal.  Con el deporte estoy limitado, no puedo practicarlo con mucha intensidad pero me desquito jugando alguna pachanguita que me da la vida. Al pádel he jugado alguna vez, ya lo sabéis que en el gimnasio del Club voy poco y cuando voy no hago nada… Lo único que me gusta es el fútbol y competir, por así decirlo”.

Fuera del ‘scouting’, ¿qué hobbies tienes? ¿Qué te gusta hacer?

“En mi vida personal lo que me gusta es el fútbol. No me cansa.  Pero cuando no, como a todo el mundo, compartir tiempo con amigos y pareja. Me gusta mucho viajar, pero es difícil compaginarlo con el trabajo. Los fines de semana solemos estar fuera viendo fútbol en directo y los días entre semana, en la oficina. Me gustan las conversaciones en una cena fuera de casa, soy aficionado a la gastronomía; pero también disfruto quedándome en casa con una cena viendo una serie o película”.

Para terminar, ¿qué mensaje mandarías a la gente con la difícil situación que todos estamos viviendo?

“La verdad que en esta cuarentena me está dando la vida el teletrabajo. Ocho horas viendo fútbol con el teletrabajo. Entre eso y las tareas de casa como hacer comida más elaborada y alguna que otra videollamada… Y bueno, ver alguna que otra serie. Ahora recomiendo “Vivir sin permiso”. Además, me estoy releyendo un libro que ya leí hace unos años: “El Alquimista” de Paulo Coelho. A la gente solo puedo decirle que seamos fuertes, responsables, disciplinados con las pautas que nos van dando para que paremos el virus lo antes posible y que ojalá llegue pronto el día en que estemos todos juntos viendo a nuestro Málaga en La Rosaleda. Ese día se espera con mucha ilusión y será un día histórico”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí