La calidad se lleva el botín copero (1-2)

El Granada pasa a octavos de final ante un Málaga que luchó y mereció más en el último tramo

0
179
Celebración gol Granada Fede Vico
COPA DEL REY DIECISEISAVOS DE FINAL, MALAGA-GRANADA.| Marilú Báez

El día era perfecto en La Rosaleda y los resultados de la ronda hacían soñar al Málaga, pero los nazaríes hicieron los deberes con sudores mayores. La calidad se lleva el botín copero. El Granada es equipo de octavos de final de la Copa del Rey tras asaltar Martiricos (1-2) con los tantos de Fede Vico y Jorge Molina. Caye Quintana dejó vivo a los suyos en el último tramo del choque, donde los blanquiazules merecieron el empate. Nunca le perdieron la cara a la batalla del KO y los de Pellicer murieron en la orilla de pie.

El guion fue el que se podía esperar en los primeros compases: el Granada enseñando su baraja dominando la posesión y el Málaga bien replegado en propio campo esperando al contragolpe. Poco a poco se fue asentando el conjunto de Pellicer, pero la diosa fortuna le sonrió al cuadro nazarí. Fede Vico botó una falta pegada al área que rebotó en el pie de Escassi y se fue a las mallas para poner el 0-1 en el marcador. Ante esto, los boquerones fueron a más, pero con el mismo problema de siempre: la falta de gol.

La calidad de un equipo de Primera que compite en Europa League se empezó a notar: movimientos de balón más rápidos con Luis Milla como centro neurálgico y calidad en ataque. Alberto Soro rompió la cintura de Alexander González y le dejó en bandeja la diana a Jorge Molina, quien solo tuvo que poner su bota izquierda para superar a Juan Soriano. El segundo y la eliminatoria cada vez más cuesta arriba para los intereses locales. Yanis Rahmani se encontró con el cuero en el área tras el centro de Mejías y Aarón casi se come un balón por alto. Este fue el peligro ofensivo del Málaga en el primer acto. Sin más que contar, Carlos del Cerro Grande señaló el camino de los vestuarios con el 0-2 en el luminoso.

La falta de creación ofensiva en tres cuartos y la escasa profundidad en los carriles eran los problemas con los que arrancaba el Málaga la segunda mitad. Para intentar remediarlo, Pellicer introdujo a Pablo Chavarría y Caye Quintana a modo de reacción. Garra y coraje blanquiazul en los instantes iniciales, donde el cambio de actitud tenía que aparecer con el fin de frenar la hemorragia y nunca perderle la cara al partido.

Yanis Rahmani sigue con el peso de ataque en su mochila particular e intentó sorprender a Aarón con un potente centro envenenado que llegó a tocar el larguero. Acción seguida, Puertas y Nehuén Pérez no llegaron a contactar con un delicioso saque de esquina al corazón del área. Mayor línea de presión y Chavarría ofreció una referencia con mayor potencial ofensivo, además del incorporado Joaquín Muñoz por el ’17’. El Málaga reaccionó en su medida, pero sin consecuencias donde las tiene que haber: en el electrónico.

Fue precisamente el futbolista de Miraflores quien conectó con la cabeza la falta lateral de Jozabed después del primer remate de Alberto Quintana. Chavarría también tuvo la suya con la testa en otro centro de Mejías, pero el balón se fue a las gradas. Por su parte, Diego Martínez movió el banquillo dando entrada a Kenedy, Roberto Soldado y Yangel Herrera. Además, el de Nules puso todas las piezas en el tablero dándole minutos a Cristian Rodríguez y Luis Muñoz, quien superó el confinamiento después de que una persona cercana a su entorno diera positivo en coronavirus.

A pesar de las dificultades, si algo caracteriza al cuadro de Pellicer es darle siempre la cara al partido. Caye Quintana metió a los suyos en el partido después del testarazo a la falta lanzada por Cristian Rodríguez y que llegó a tocar Aarón. 1-2 y el pulso acelerado en los visitantes. Los cambios le dieron la vuelta a la tortilla y el Málaga fue con todo a por el empate. Soldado pudo matar el partido a la contra, pero Juan Soriano despejó con fuerza para soñar con la épica. Al final no pudo ser y el Granada ató el pase a los octavos de final. La calidad se lleva el botín copero en el derbi andaluz.

FICHA TÉCNICA:

MÁLAGA CF (Sergio Pellicer): Juan Soriano; Mejías, Juande, Escassi (C), Alexander; Quintana (Luis Muñoz, 73′), Ramón (Caye Quintana, 46′), Jozabed (Cristian Rodríguez, 69′); Jairo, Yanis Rahmani (Joaquín Muñoz, 58′), Orlando Sá (Pablo Chavarría, 46′)

GRANADA CF (Diego Martínez): Aarón Escandell; Pepe (Domingos Duarte, 85′), Nehuén Pérez, Vallejo, Foulquier; Luis Milla (Montoro, 85′), Eteki; Soro (Kenedy, 55′), Vico (Yangel Herrera, 67′), Puertas; Jorge Molina (C) (Soldado, 67′)

GOLES: 0-1 (Fede Vico, 16′); 0-2 (Jorge Molina, 28′); 1-2 (Caye Quintana, 76)

ÁRBITRO: Carlos del Cerro Grande, del colegio madrileño

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí