La última visita del Logroñés a La Rosaleda o el día que Basti salvó a Peiró

0
189
Joaquín Peiró

Temporada 1998-1999. Hasta entonces hay que retrotraerse para recordar una visita del Logroñés a La Rosaleda para medirse al Malaga. El conjunto de Martiricos acumulaba cuatro jornadas consecutivas perdiendo y era noveno a doce puntos del líder, puesto en el que acabaría el curso. El Málaga había invertido, con Puche como presidente, una gran cantidad de dinero para lograr el ascenso a Primera pese a ser un recién ascendido. El partido se había convertido en una final para los blanquiazules y para su entrenador, un Joaquín Peiró que aquella tarde de 22 noviembre de 1998 se jugó el puesto ante los riojanos.

El partido acabó 3-2 para los boquerones. Dos goles de Basti y uno de Catanha dieron los tres puntos al Málaga. A partir de ahí, el equipo fue un cohete hacia los puestos de ascenso. El once malaguista estuvo compuesto por estrellas de aquella época como Bravo, Agostinho, Movilla o De los Santos, además de los delanteros ya mencionados. En las filas del Logroñés había jugadores de la talla de Nayim, el mítico goleador de la Recopa conquistada por el Zaragoza con un gol que dio la vuelta al mundo. 

La visita a Las Gaunas de la segunda vuelta se saldó con empate a uno. Rufete, que fue fichado en el mercado invernal, hizo el tanto de los malaguistas. El Logroñés acabaría descendiendo a Segunda B el año siguiente, pozo del que ya no saldría hasta la actualidad. El equipo que visita La Rosaleda el domingo no es aquel Logroñés pero el recuerdo de Peiró, tristemente fallecido este 2020, y Basti siempre vendrán a la memoria cuando se hable de fútbol, Logroñés y La Rosaleda. La noticia viene acompañada con los goles malaguistas en aquel partido de 1998 que salvó a Peiró de la memoria malaguista para siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí