Los match-balls de Pablo Guede

El argentino supo lidiar y voltear momentos duros en Argentina, Chile, México y ahora le toca en Málaga

2
751
Pablo Guede en un entrenamiento en el Anexo | Marilú Báez
Pablo Guede en un entrenamiento en el Anexo | Marilú Báez

No es la primera situación complicada que vive Guede al frente de un banquillo. Él mismo lo reconoció en rueda de prensa. Se siente con fuerzas para revertir este mal inicio, 1 victoria en cuatro partidos de los blanquiazules, y en el que es el centro de todas las miras. A lo largo de su vida ya se levantó y con éxito de situaciones más o menos parecidas. El míster blanquiazul se agarra al concepto de resiliencia. Con mayor o menor exigencia, el entrenador del Málaga CF también vivió momentos en el alambre. Estas son algunas de las piedras en el camino como entrenador o los match balls que lidió Pablo Guede en Sudamérica.

Allá por 2016 mientras dirigía a San Lorenzo, Guede sumó ocho encuentros sin ganar tras la derrota (3-0) en su visita ante Quilmes. Su puesto estuvo en le cuerda floja. Además, la eliminación en la Copa Libertadores, no ganó ni un partido de los cinco disputados, hizo zozobrar el proyecto deportivo pese a que su arranque fue pletórico al ganar la Supercopa al golear a Boca.

El avance de las jornadas y las dudas sobre su continuidad emergieron en el entorno hasta que finalmente renunció. Abandonó San Lorenzo cuando el club renovó a Juan Mercier, jugador que no entraba en sus planes y también tuvo sus más y sus menos con figuras como Romagnoli. Justo al semestre de llegar y pese a jugar la final del campeonato donde cayó goleado por Lanús (0-4), Guede terminó su etapa en otro de los clubes de su vida.

En Chile también vivió un episodio con fuertes críticas. Amor y odio. En este caso en Colo Colo. Una situación tensa con el vestuario y sus pesos pesados. El internacional Mark González acusó al preparador argentino de ser bipolar, rencoroso y envidioso. Hubo también rumorología de posible espionaje en sus partidos ante Palestino, al igual que Guede fue protagonista de un encontronazo en vestuarios con César Deischler y Patricio Polic, primer y cuarto árbitro del encuentro por el mal arbitraje en un Colo Colo vs. Deportes Temuco.

Pese a esos altibajos, críticas y episodios variopintos, Guede salió triunfante del Cacique. Copa, dos Supercopas y Liga chilena.

En México tampoco lo pasó bien en determinados momentos. Primero en Club Tijuana. Pablo Guede tuvo problemas en el vestuario y tuvo que separar a dos jugadores de la plantilla por indisciplina. Incluso uno de ellos, Ariel Nahuelpán acabó abandonado el club. El punto más duro fue con las críticas vertidas por parte de cierto sector de la prensa cercana al club Necaxa. En concreto el diario Récord. Acusaciones muy graves. Publicaciones en las que hablaban de trato de influencias del argentino con la contratación de familiares, su propio suegro, o comportamiento déspota a los empleados del club. Pese a llegar en el Apertura de 2021, en su último año en el Clausura de 2022 sumó un triunfo y tres derrotas. Posteriormente ya puso rumbo al Málaga.

El match ball de Guede ante el club de sus amores

Ahora vive una situación compleja. Dirige al club de su vida, pero el divorcio entre grada y entrenador es notorio. Precisamente de ese tema habló hoy en rueda de prensa. «La ruptura entre la gente y Guede no se va a producir, porque amo este club y la afición me quiere. Con el entrenador opinan lo que tienen que opinar. Duele, porque nunca quieres que en tu casa te griten eso, pero sé diferenciar lo que es la persona de lo que es el entrenador«, dijo el argentino. Por delante tiene dos estaciones para la esperanza. Dos bolas de partido para calmar las aguas y revertir una situación complicada. El verde hablará.

2 Comentarios

  1. Cuando Ndaye valla cogiendo ritmo iremos hacia adelante, es cuestión de tiempo y mesura.
    En ese video Guede estaba totalmente equivocado y fuera de sitio, desde aquel día cambió su manera de relacionarse con los árbitros , Cris Martínez hizo un partidazo ese día contra Colo Colo, este sería un buen fichaje para invierno.
    Leandro Romanoli más adelante quiso disculparse en un programa deportivo con Guede….
    El tal Mark González, que había jugado en el Betis sin pena y sin gloria estaba totalmente fuera de forma y quería jugar…..un veneno en el vestuario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here