El Gloria Buzau, primera piedra de toque en la EHF European League

El Costa del Sol Málaga se medirá en la segunda eliminatoria de la fase de clasificación al club rumano, con la ida a domicilio (8-9 octubre) y la vuelta en Carranque (15-16 octubre)

0
30

El Costa del Sol Málaga ya conoce al rival al que se enfrentará en la segunda eliminatoria de la fase de clasificación de la EHF European League. Será el SMC Gloria Buzau el que deparó el sorteo que la EHF celebró este martes en su sede en Viena. Un equipo de máxima dificultad para las panteras, que en su debut en la segunda competición europea tendrán ya el listón muy alto. La ida se disputará en suelo rumano el 8-9 de octubre, siendo la semana siguiente (15-16) la vuelta en Carranque. Ello da una bala ante su afición al conjunto de Suso Gallardo, que de avanzar lo haría a la tercera eliminatoria, la previa ya a la fase de grupos.

Un oponente duro para las malagueñas. El Gloria Buzau fue fundado en 2017, con sede en la ciudad de Buzau a 120 kilómetros de Bucarest, la capital de Rumanía. En este tiempo se han consolidado entre los mejores equipos del país, una de las mejores ligas de Europa. La pasada temporada terminó en quinta posición, aunque en la 2020/21 había sido cuarto. Una campaña donde se proclamó campeón de la Copa rumana y de la Supercopa, lo que habla bien del potencial de sus proyectos. Será su tercera participación en la EHF European League, donde cayó en sendas ocasiones en la tercera eliminatoria, no habiendo jugado aún fase de grupos. Sus partidos como local los juega en el pabellón Sala Sporturilor Romeo Iamandi, con capacidad para algo menos de 2.000 personas.

Suso Gallardo valoraba el cruce con el Gloria Buzau en esta primera eliminatoria para las panteras. «Es un rival durísimo, muy asentado en su liga siendo quinto la temporada pasada. Fue capaz de ganarle al campeón un partido, que es el equipo del ex seleccionador español Carlos Viver. Un equipazo con 13/14 jugadoras que pisan o han pisado en algún momento la selección de su país», analizaba el entrenador: «Seguro que será muy físico y nos pondrá en muchos problemas. Pero a la vez un lujo. Sabíamos de la dificultad de esta competición, de las ganas de seguir creciendo y dar un paso más y creo que era el momento. Pase lo que pase hay que disfrutar la eliminatoria. Tenemos la vuelta en casa y por qué no poder conseguir un resultado que nos deje vivas para Málaga y poder darle un susto a este grandísimo equipo». Es la primera piedra de toque para el Costa del Sol Málaga en una EHF European League que comenzará con un pico alto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here