El Trops jugará la promoción de ascenso a la Asobal pese a la derrota

El cuadro malagueño se vio sorprendido por el Villa de Aranda, que, aunque no se jugaba nada, puso los goles y la intensidad para llevarse el choque

0
59

El Trops Málaga jugará la promoción de ascenso a la Liga Asobal, pese a la inesperada derrota en casa ante el Tubos Aranda Villa de Aranda por el resultado de 26-35. El equipo malagueño certificó este sábado su clasificación, a falta de una jornada para el final de la última fase, pero no fue precisamente el mejor partido de los chicos de Quino Soler, que se vieron sorprendidos con claridad por su rival, hasta el punto de que fueron capaces de anotar 35 goles al conjunto menos goleado de la categoría. Pese al resultado adverso, el Trops disputará la promoción de ascenso los días 7 y 10 de junio ante el antepenúltimo clasificado de la Liga Asobal, ya que el Valinox Novás, su más inmediato perseguidor, no fue capaz de sacar los dos puntos en el feudo del líder, el Puerto Sagunto.

En cuanto a la película del partido, el equipo malagueño arrancó mal el encuentro. El Villa de Aranda, que vino a Málaga con los deberes hecho, ya sorprendió al conjunto blanquiazul en los primeros compases del partido con un juego muy dinámico y fluidez ofensiva. Los costasoleños, con muchas imprecisiones, estaban sufriendo más de lo previsto. La defensa local no estaba brillando como de costumbre y esto lo sabía muy bien el Villa de Aranda, que, hasta el minuto 12, jugaba con el resultado a su favor. Incluso, logró disfrutar de una renta de tres goles en varios momentos del envite. Sin embargo, llegó, al fin, la reacción malacitana, que empató duelo (6-6) en el 12:44. El extremo zurdo Corning estaba siendo determinante en la remontada del Trops.

La igualdad había llegado para quedarse, aunque ahora eran los pupilos de Quino Soler los que golpeaban primero. Así fueron transcurriendo los minutos hasta que, de nuevo, el Villa de Aranda tomó la iniciativa del juego, que le llevó a ponerse por delante y ampliar la ventaja con una renta importante de cuatro goles (11-15) a falta de cuatro minutos para el final de la primera parte.

Con este panorama, al Trops solo le valía intentar reducir la renta amarilla antes de marcharse al vestuario. Pablo Soler y Palomeque dieron el paso, al poner el electrónico del pabellón del colegio Los Olivos en 13-15. Sin embargo, un gol de Berbel cuando restaban 47 segundos para la conclusión dejaba el marcador en 13-16 y con todo por decidir.

Reanudado el juego, tras el descanso, la tónica continuó siendo la misma. El Villa de Aranda, muy intenso pese a no jugarse nada, estaba poniendo contra las cuerdas al Trops, que no lograba despertar. Los arandinos se mostraban mejores que los malagueños y querían ganar el partido como si les fuera la vida. La superioridad amarilla fue tal que, incluso, llegó a ir venciendo de siete dianas (13-20) en el 04:24, merced a un parcial de 0-4.

El público se quedó enmudecido. El técnico malagueño Quino Soler movía el banquillo, pero la esperada reacción no llegaba. La renta de siete para los visitantes tuvo su prolongación hasta casi el ecuador del segundo acto. El tiempo se agotaba y hacía falta despertar. El Trops estaba sufriendo las bajas, por lesión, del lateral Leonel y del pivote Martins, que se dejaban sentir en la defensa y en el ataque.

Con más corazón que cabeza, los malagueños pudieron recortar la distancia (20-25) en el 17:02, pero, enseguida, el Villa de Aranda pisó el acelerador para poner la mayor renta del partido (20-28) a falta de once minutos para la conclusión.

El Trops estaba sufriendo una derrota tan inesperada como merecida y ya solo faltaba esperar el final del encuentro, al que se llegó con el resultado de 26-35, una cifra en contra que nunca había encajado cuadro de la Costa del Sol.

La siguiente cita para los malagueños, ya intrascendente, será el próximo sábado, a las 19 horas, en la cancha del San Pablo Burgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here