El UMA Antequera cae ante Mallorca y se acerca al precipicio

0
44

Una vez más y, ya van varias esta temporada, el fútbol sala no le mostró al BeSoccer CD UMA Antequera la cara más feliz. Tampoco tuvo la fortuna necesaria para evitar un desenlace amargo. Luchó con garra hasta la última acción en busca de algún punto que, en la recta final del campeonato liguero, adquiere un valor muy alto dada la igualdad en la parte baja de la tabla.

La derrota por la mínima en el Argüelles frente a Mallorca Palma Futsal (1-2) dejó, al menos, un clavo ardiente al que agarrarse con fuerza. Ya no hay ventaja sobre el descenso, con el empate de Aspil-Jumpers Ribera Navarra con Industrias Santa Coloma (2-2), pero aún no se ha caído a la zona de peligro y hay que creer y ser optimistas de cara a dar definitivamente el paso al frente necesario, de todos los miembros de la plantilla, para cumplir el objetivo soñado de la permanencia en Primera División. 

La visita de Mallorca Palma Futsal, segundo clasificado y finalista de la UEFA Futsal Champions League, era una cita complicada encuadrada en la penúltima jornada en el Pabellón Fernando Argüelles. La última, ojalá con opciones de completar el reto fijado, se disputará en el fortín verde. Antes habrá dos salidas consecutivas a las pistas de Levante y Betis. Antonio Vadillo utilizó a todo su bloque y recurrió a sus jugadores más desequilibrantes desde el principio. La motivación de tener cerca el primer puesto le animó a usar todas sus armas. Cobarro tuvo la primera gran ocasión después de una salida de presión. El 12 recibió, cerca del área, y su disparo se le marchó por encima del travesaño. Importante el papel del ala-pívot de Cieza (Murcia) que ha arrastrado unas molestias físicas que le han impedido rendir al 100% y su capacidad de finalización debe marcar las diferencias en la conclusión de la competición.

El 0-0 en el marcador se rompió en el minuto 7. Cleber se marchó pegado a la línea de banda y metió el balón dentro del área donde apareció Gordillo para desviar el esférico al fondo de las mallas (0-1). Un primer golpe que el cuadro local tuvo que encajar y tratar de reponerse, mientras que los visitantes tuvieron más tranquilidad a la hora de jugar e imponer su plan de partido. Vadillo movió el banquillo, repartió minutos y el autor de la primera diana puso, por segunda vez, su rúbrica en el resultado. El 39 del plantel balear conectó un punterazo cruzado ante el que no pudo hacer nada Conejo (0-2) y amplió la ventaja. La contienda se complicó mucho más. Conejo evitó el 0-3 con una estirada providencial en la que tocó lo justo la pelota en un lanzamiento exterior de Mancuso. La primera parte terminó con un castigo excesivo y Tete reunió a sus chicos en el vestuario. El técnico lanzó un mensaje de ánimo y le transmitió confianza de cara a lo que aún quedaba por disputar sobre el 40×20.

Había que creer. Lo hizo la afición desde la grada y los guerreros universitarios recibieron el aliento necesario para subir la intensidad, mostrar más garra en cada acción e ir con todo a revertir el marcador. Los ataques aumentaron y solo hacía falta una pizca de fortuna en la definición de cara a puerta. Cobarro mandó un derechazo desviado, al igual que Barona en un zurdazo al contragolpe. El envite cambió en el minuto 30. El cancerbero Luan Muller tocó el esférico con la mano fuera de su área y el árbitro le mostró la roja directa. Esta situación generó una superioridad de dos minutos que propició el 1-2. Burrito metió con potencia el balón dentro de la zona de castigo y Cobarro puso el pie para anotar el 1-2 y levantar al público de sus asientos. Este gol era lo que hacía falta para creer en que era posible obtener un resultado positivo en la 27ª fecha del campeonato.

Burrito fue decisivo en el 1-2 y, más aún, al impedir bajo palos el 1-3. El entrenador de la formación antequerana recurrió a todo lo que tenía disponible en su banquillo. Recurrió a Miguel que está recuperándose de una lesión muscular, pero el capitán salió en acciones a balón parado y ya, en el tramo final, en el ataque de cinco con portero-jugador. Esta variante ofensiva permitió encerrar en su área al cuadro mallorquín y dar un último empuje. El empate pudo llegar varias veces y no ocurrió por desgracia. La más clara la tuvo Burrito en el segundo palo y se topó con una intervención providencial de Carlos Barrón que se lanzó con todo y desvió con el hombro el remate. Una pena que este lance no fuera el del 2-2. Un punto hubiera sido una recompensa al esfuerzo realizado y, además, un refuerzo importante en la lucha por la salvación. Hay que pasar página y el BeSoccer CD UMA Antequera debe centrar toda su atención en el compromiso del próximo viernes 5 de mayo, a las 20.45 horas, en la cancha del Levante UD.

BeSoccer CD UMA Antequera: Conejo (P), Alvarito, Óscar ©, Burrito y Cobarro. También jugaron: Chispi (P), Pope, Pablo Ordóñez, Davilillo, Dani Ramos, Quique, Daniel Fernández y Barona.

Mallorca Palma Futsal: Luan Muller (P), Tomaz, Chaguinha, Eloy Rojas y Tayebi. También jugaron: Carlos Barrón (P) ©, Mancuso, Moslem, Cleber, Carlitos, Fabinho, Cainan y Gordillo.

Goles: 0-1 Gordillo (7’), 0-2 Gordillo (16’) y 1-2 Cobarro (30’).

Árbitros: Fran Castillo y Alejandro Martínez. Amonestaron a Alvarito y Burrito por los locales y Cleber por los visitantes.

Pabellón Fernando Argüelles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here