Alberto y Brizuela congelan a Finlandia

La ÑBA se planta en semifinales y peleará por las medallas del EuroBásket

0
286
Alberto Díaz en defensa ante Valtonen | FIBA

Llegaron los cuartos de final del EuroBásket. Y llegaron de la mano de la selección española. De nuevo le tocó abrir la lata, como hizo con el debut de la competición en Georgia. Tras vencer en octavos a Lituania, al coach nacional le tocó hacer un intenso análisis del combinado con el que se verían las caras a estas alturas del torneo, Finlandia. Sergio Scariolo decidió rotar nuevamente en su quinteto inicial, que estuvo formado por: Lorenzo Brown, Xavi López-Aróstegui, Jaime Pradilla, Joel Parra y Willy Hernangómez. El base del Unicaja (Alberto Díaz) hizo un partido ante Lituania, pero no fue suficiente para partir como titular. Lassi Tuovi, por su parte, introdujo de inicio a Edon Maxhuni, Mikael Jantunen, Sasu Salin, Shawn Huff y Lauri Markkanen.

España se encomendó en los primeros minutos de partido a su pívot, Willy, que con su físico dominaba la pintura. Pero ya estábamos avisados del juego de Finlandia en este torneo. Transiciones, tiro exterior y esquemas muy trabajados que hicieron mucho daño a la ÑBA. Llevando, inclusive, a un pronto bonus a los españoles (a falta de 4:40 para concluir los diez minutos iniciales). El combinado nacional no tomaba buenas decisiones en ataque, desaprovechando una y otra vez los desajustes defensivos de los rivales. A esto tuvimos que sumar el elevado porcentaje de acierto finés, que estaba siendo excepcional desde el 6,75. Para colmo los finlandeses anotaron un triple desde el centro del campo sobre la bocina del primer cuarto, poniendo once puntos de diferencia (19-30).

Lo peor, que el siguiente período pintaba de la misma manera. La brecha llegó a rozar los menos 15 tantos. Este fue el punto de inflexión de Scariolo y sus pupilos, que optaron por cambiar la defensa (de individual a zona). Pero a Salin, Jantunen y Markkanen les daba lo mismo. Las enchufaban desde cualquier zona del perímetro (7/13 en T3 en la primera parte). A España no le quedó otra que aferrarse a la capacidad anotadora de Juancho Hernangómez, que logró recortar la diferencia del luminoso a nueve puntos antes del descanso.

La arenga del entrenador español en el descanso parece ser que surtió efecto. Willy Hernangómez volvió de manera monumental al parqué. 10 puntos, de pura diversión, del hermano mayor pusieron las tablas a falta de 5 minutos para acabar el tercer período (57-57). Posteriormente, llegó el momento del partido para la dupla cajista. La defensa incondicional del pelirrojo de Los Guindos (Alberto Díaz), junto con los puntos de la ‘Mamba Vasca’ (Darío Brizuela) dieron la vuelta al partido.

Los últimos diez minutos se preveían de infarto. Y así fueron. La segunda rotación española cumplió con creces su rol en el partido, y Finlandia no permitía que la renta se ampliase. Pero llegó el momento de Rudy Fernández. Su veteranía anuló en varias ocasiones las ofensivas de los de Lassi Tuovi y, además, convirtió dos triples determinantes desde ocho metros. Al entrenador finés no le quedó otra que parar este recital del alero mallorquín. Pero el partido tenía dueño y señor. España ganó a Finlandia dándole de su propia medicina, la línea exterior (100-90). Ahora se las verá en semifinales ante la anfitriona, Alemania, o el combinado del clan Antetokounmpo, Grecia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here