El Unicaja se lleva el derbi por la vía rápida

0
35
Foto: UnicajaCB Photopress

Otro día más en la oficina del Unicaja en el Carpena. Partido sin mucha historia donde los de Ibon Navarro siguen haciendo que ganar por norma sea algo que parezca fácil, (90-72). Carter, Perry y Will Thomas finiquitaron con triples el partido por la vía rápida. El Unicaja sigue segundo y no tuvo rival en el derbi andaluz donde el Granada solo duró en pie los primeros cinco minutos de partido. 

El partido del Unicaja ante el Covirán Granada solo tuvo unos minutos de emoción. Los malagueños estuvieron muy acertados en el juego exterior, estadística que no dio tregua al equipo nazarí en el Carpena. El cuadro cajista empezó regular con un parcial de 2-7 para los de Pablo Pin. Cheatham hacía cinco puntos seguidos para poner la sorpresa en el marcador. Ahí quedó todo. El Unicaja activó el modo vendaval. Kameron Taylor se echó el equipo a la espalda con dos triples y fue suficiente para reactivar a los suyos. Poco a poco, los malagueños se fueron distanciando con buenos minutos también de Melvin Ejim. El parcial fue devuelto con creces con un 16-2 que ya puso una renta importante en el marcador para finalizar el primer cuarto, 18-9.

El segundo cuarto fue un éxtasis anotador de los dos equipos. Al Unicaja no le importaba defender peor. Se fue por encima de los 30 puntos ante un Granada, que anotaba, pero a ritmo insuficiente. Los granadinos querían competir, pero el acierto exterior del Unicaja era implacable. El seis de siete en triples de los de Ibon Navarro fue una losa difícil de levantar. Fue el cuarto de Tyson Carter, que tomó el relevo en la anotación cajista. Will Thomas y Kendrick Perry ayudaron a sofocar cualquier indicio de remontada. Los granadinos encontraban opciones de puntuar con Felicio y Rouselle como estandartes, pero todo el trabajo en ataque era insuficiente atrás. El Unicaja dominaba con mucha facilidad al descanso, (50-30).

El tercer acto arrancó con más de lo mismo para el club de Los Guindos. Otro parcial de 10-2 castigaba las aspiraciones visitantes en el Carpena. Kalinoski, Perry y Kravish seguían aumentando el dolor de muelas de los de Pablo Pin. Dos triples consecutivos del Covirán Granada calmaban el marcador. Thomasson y Cheatham se echaban a su equipo a la espalda para volver a una desventaja razonable. El escolta de Ohio sumaba puntos sin parar, obligando a Ibon Navarro a intentar espabilar a los suyos. Sus 15 puntos en el tercer cuarto eran el ejemplo de lucha de los granadinos. El penúltimo cuarto se iba con buen sabor de boca para el Granada. El Unicaja jugaba con la tranquilidad de la renta, (70-53).

El último cuarto tuvo poco ritmo anotador. Los malagueños estaban cómodos con la victoria ya asegurada ante un Covirán Granada que buscaba maquillar. El intercambio de canastas dejaba momentos de cierta locura en el Carpena, ninguno atacaba bien, ninguno defendía mejor. Will Thomas firmaba unos minutos interesantes mientras el partido entraba en una fase de muchas imprecisiones. Un triple de Alberto Díaz servía para despertar al partido de su letargo. Poca historia en los minutos finales del partido, con el público del Carpena cantando villancicos y deseando que llegue la Navidad y la visita del Barça a la pista malagueña. El marcador final hacía justicia a lo visto en la pista. Victoria del Unicaja en el derbi andaluz de la ACB ante el Covirán Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí