Benalmádena aprueba de manera inicial sus presupuestos para impulsar los grandes proyectos de legislatura, bajar impuestos y mejorar todo el funcionamiento de la administración

0
9

Con los votos a favor del equipo de gobierno, el voto en contra del PSOE, IU y VOX, salen adelante para impulsar proyectos como la futura Casa de la Cultura en Benalmádena Pueblo, la Senda Litoral, la ampliación de la Biblioteca de Arroyo de la Miel, la reforma de al avenida del Gamonal, el centro de mayores de Doña Gloria, fuertes inversiones en playas y la construcción de nuevos aparcamientos por los tres núcleos poblacionales.

El Ayuntamiento mejorará por completo el funcionamiento de la administración para hacerla mucho más ágil y con mejores instalaciones y personal con el objetivo de que se incrementen las inversiones, se aceleren trámites y se logre una gestión similar a la que ya disfrutan vecinos de otros municipios de la Costa del Sol.

El Ayuntamiento de Benalmádena ha aprobado este martes en pleno y de manera inicial sus presupuestos para 2024 en el que se da luz verde a la cometida de grandes proyectos por valor de 16,5 millones con fondos propios. El presupuesto ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno del Partido Popular y el voto en contra de PSOE, IU y VOX.

El alcalde de Benalmádena ha subrayado que con estas cuentas se inicia una transformación total del Consistorio y del municipio para dar respuesta a demandas históricas en modernización, nuevas tecnologías, mejora de los servicios públicos y agilización de la administración. Proyectos como la futura Casa de la Cultura de Benalmádena Pueblo, con la creación de nuevas plazas de aparcamientos, no solo con esta infraestructura sino en otros lugares del municipio con la redacción de anteproyectos y proyectos para su puesta en marcha, fuertes inversiones en playas y grandes obras como el vivero de empresas, el Centro de Mayores Doña Gloria, la ampliación de la Biblioteca, la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) o las obras en el Yacimiento de Los Molinillos vienen contempladas en las cuentas de 2024, proyectos que quedaron bloqueados por el gobierno anterior y que venían con fondos EDUSI y ni se habían iniciado los expedientes a principios de legislatura.

Durante el pleno y su debate de aprobación inicial, el edil de Hacienda, José Miguel Muriel, ha sido el encargado de detallar las claves de unas cuentas que recogen “Todas las peticiones vecinales, asociaciones y delegaciones” en un documento inicial que es una clara hoja de ruta para este equipo de gobierno, no solo para 2024, sino para toda la legislatura”, que también recoge las “reivindicaciones del personal para dotarlo de capacidad para resolver problemas y agilizar todos los plazos de la administración”.

Uno de los grandes proyectos que ve la luz ya en estas cuentas es la Casa de la Cultura para Benalmádena Pueblo, un espacio para exposiciones itinerantes y actividades culturales de todo tipo para vecinos y visitantes, un revulsivo para toda la provincia, junto al Museo Precolombino, con una bolsa importante de nuevos aparcamientos, que podrían llegar a las 80, un salón de actos y una biblioteca de vanguardia, entre otros atractivos.

Así, el presupuesto inicial que se aprueba asciende 147.796.853,31 euros con los ingresos y gastos consolidados. En el documento, se recogen 898.000 euros para Playas, la Senda Litoral, “que no hemos construido ni un solo metro lineal en ocho años”, recordó Muriel, “cuando todos los municipios vecinos lo tienen casi en su totalidad ejecutados”. Así, a los más de 1.368.000 euros para el acantilado de Torrequebrada, se suma la remodelación ya prevista de la Avenida Gamonal por aproximadamente 2.500.000 euros, casi dos millones de euros para hacer realidad el Parque Al-Baytar, más de 600.000 euros para acometidas en pro de mejorar la accesibilidad en el municipio, la ampliación de la biblioteca y ayudas al Patrimonio Histórico, entre otros proyectos.

“Duplicamos las partidas de Bienestar Social”, precisó el edil de Hacienda, toda vez que acometemos “grandes inversiones en los colegios e infraestructuras educativas con un ambicioso plan presupuestario para tareas de pintura, sombreado y climatizaciones”, todo ello cerrando un presupuesto de 2023 en el que hemos realizado cambios sin aumentar el gasto y reduciendo el pago medio a proveedores de 30 días, al entrar el nuevo gobierno, a 24 a finales de año. Todo ello, “bajando impuestos”, recordó, “como el impuesto de circulación que ha pasado de ser el más caro de la provincia, al más barato”.

Muriel también hizo especial hincapié en la situación que se ha encontrado el Ayuntamiento tras los diferentes decretos de sequía, lamentando que “la oposición no esté en lo que tiene que estar, cuando este equipo de gobierno ha tenido que hacer malabares para tener una Navidad como Benalmádena se merece, para todos los vecinos y zonas, con un alumbrado espectacular que ha recorrido de punta a punta la ciudad sin gastar ni un solo euro fuera del presupuesto que nos dejaron, haciéndole modificaciones y gestionándolo mejor”.

El edil ha precisado también que estos presupuestos implican “un cambio radical” a la hora de entender cómo debe funcionar una administración donde “en ocho años, la parálisis ha sido la nota predominante”. Así, ha puesto de manifiesto que el equipo de gobierno pretende “agilizar” todos los trámites con una modernización de sus estructuras y de personal al objeto de que se aceleren los pasos y Benalmádena vuelva a ser una ciudad “en la que su Ayuntamiento funciona y se tramita todo con velocidad y seguridad jurídica, situándonos en este escenario al mismo nivel que otros municipios vecinos de la Costa del Sol”.

GESTIÓN HEREDADA

Estas cuentas, explicó Muriel, se han demorado más de un mes “por un motivo que toda la ciudadanía conoce, el desequilibrio financiero que ha arrojado la empresa municipal Innoben, una empresa que ha terminado el año con unas pérdidas de más de 700.000 euros, y a la que hemos tenido que dotar con más de dos millones de euros para garantizar la viabilidad de la empresa y la gratuidad del servicio público”.

El edil ha detallado que el desequilibrio en esta sociedad municipal responde a una “nefasta gestión del gobierno anterior” que no preveía el aumento de usuarios, llegando a provocar “un descontrol total en el servicio por la aplicación de medidas electoralistas marcadas por pésimos cálculos en los que se ha llegado a pagar más de 27 euros por viaje, un despropósito que descuadraba el presupuesto” sin pensar en cómo “hacer viable este servicio para mantenerlo en el tiempo”.

Además, Muriel ha lamentado que se invitase a PSOE, VOX e IU a conocer con detalle los presupuestos, junto a los técnicos y su área y que solo el Grupo Municipal de VOX acudiera y no lo hicieran las otras dos fuerzas políticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí