El Plan Málaga de la Diputación para la recuperación económica de la provincia sale adelante con un amplio apoyo

0
6

El Plan Málaga, un programa de inversiones, ayudas y transferencias que pondrá en marcha la Diputación de Málaga para la recuperación económica de la provincia, ha recibido hoy un amplio respaldo del Pleno de la institución. Ha contado con los votos favorables del equipo de gobierno -formado por el PP y Ciudadanos- y del PSOE y con la abstención de Adelante Málaga.

Este plan -para hacer frente a la grave crisis provocada por el covid-19- movilizará hasta final de año más de 233 millones de euros fondos públicos de la institución para crear empleo y reactivar la actividad de empresas, ayudar a las familias más vulnerables y garantizar los servicios públicos de los ayuntamientos y de la propia Diputación.

Antes del comienzo de la sesión plenaria, que se ha celebrado de manera telemática, se ha guardado un minuto de silencio en memoria de todas las personas que han fallecido en España, y especialmente en la provincia de Málaga, víctimas del Covid-19.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha reconocido en su intervención que esta crisis “nos ha puesto a prueba a todos” y se ha mostrado convencido de que la Diputación de Málaga estará a la altura para afrontarla y ayudar a la recuperación económica de la provincia. En este sentido, ha defendido la importancia y la urgencia de activar el Plan Málaga “para rescatar a nuestra provincia, a sus familias, a sus ayuntamientos y a sus empresas”.

“Nuestra provincia -ha incidido Salado en su intervención- necesita respuestas urgentes y eficaces. Nos tenemos que seguir volcando con las familias, con las personas, con los colectivos más vulnerables. Por otro lado, debemos apoyar a los ayuntamientos con liquidez, con transferencias económicas y con agilidad administrativa para acelerar sus proyectos. Y, finalmente, es urgente acudir al rescate de nuestras empresas, de nuestros principales sectores productivos, porque el mercado laboral se ha desplomado, porque de ello depende el futuro y el bienestar de miles de familias malagueños”.

El presidente de la Diputación ha resaltado que el Plan se ha elaborado en contacto con los ayuntamientos y con las empresas y organizaciones empresariales, conociendo sus necesidades, y que incorpora las propuestas de los grupos de la oposición (en un 90% las del grupo socialista y en más del 75% las aportaciones de Adelante Málaga).

“Porque el Plan Málaga es de todos y para todos, y su único objetivo es velar por el interés general de la provincia, por la salvaguarda del empleo, del bienestar de los malagueños y de la calidad de los servicios públicos en un momento terrible”, ha añadido.

Líneas maestras del Plan Málaga

Francisco Salado ha desgranado las líneas maestras del Plan Málaga, que sigue abierto a nuevos cambios e incorporaciones. Ha explicado que se ha recurrido a tres fuentes distintas para la dotación de 233 millones de euros. Por un lado, el remanente de tesorería, el superávit de esta Diputación y de sus entes, que suma más de 60 millones de ahorro. Por otro lado, la modificación del presupuesto de este año de la institución por partidas de distintas áreas que suman más de 28 millones de euros. Y, finalmente, inversiones y transferencias por valor de 145 millones de euros que forman parte del presupuesto vigente.

El Plan destinará alrededor de 70 millones de euros en transferencias a los ayuntamientos y, a su juicio, es una clara apuesta por el municipalismo y la autonomía local. En este sentido, de acuerdo con la oposición, la mayor parte de los 18,8 millones del Plan Provincial de Asistencia y Cooperación pendientes de este año se transferirán como fondos incondicionados a los ayuntamientos para que destinen ese dinero a las actuaciones que consideren más importantes.

A ello hay que unir que la Diputación no sólo va a asumir las cuotas a los Consorcios de Bomberos, Residuos y Aguas de los municipios menores de 5.000 habitantes, sino que también sufragará parcialmente las cuotas del resto de municipios por un importe que se eleva por encima de los 6 millones de euros.

Refuerzo económico para el empleo y la actividad empresarial

Igualmente, el presidente de la Diputación ha puesto el acento en que el Área de Desarrollo Económico y Social, la más vinculada a las empresas y al empleo de esta institución, incrementa en un 144% sus recursos económicos, contando ahora con 19,5 millones de presupuesto, de los que 11,5 son de  nueva incorporación. Se van a hacer 13,5 millones de euros de contribuciones directas para el mantenimiento del empleo y la actividad, dando ayudas de hasta 13.200 euros por contrato y subvencionando las cuotas de autónomos con una cantidad de hasta 3.434 euros por autónomo y año. Además, se van a destinar 6,3 millones a financiar actuaciones y gastos para prevenir la enfermedad.

También se va a financiar el coste económico de los avales para que las empresas malagueñas puedan acceder hasta a 85 millones de euros en créditos bancarios, más otros tres millones de fondos europeos.

Igualmente, habrá 2,7 millones de euros para formación y capacitación, especialmente centrada en la adaptación a la epidemia, y otros 1,5 millones de euros para promocionar los productos agroalimentarios de ‘Sabor a Málaga’ y crear un ‘market’ place virtual.

Transferencias a ayuntamientos e inversiones

Salado también se ha referido a que el Área de Gestión Económico Administrativa se encargará de las transferencias a los ayuntamientos y de poner en marcha varios planes de obras e inversiones (entre ellos el plan de obras hidráulicas de la comarca de Antequera, el Plan Vía-ble de lucha contra la despoblación del interior y proyectos de la Senda Litoral) por un montante cercano a 65 millones de euros, que contribuirán a la creación de un mínimo de 1.800 empleos.

Esta área también se encargará de las medidas de reactivación del sector turístico, con 2,5 millones de euros para la puesta en marcha de un bono de estancias turísticas para sanitarios de toda España, de forma que logremos captar 25.000 estancias en los hoteles de nuestra provincia. Además, Turismo Costa del Sol va a mantener su presupuesto de 10,8 millones de euros para desarrollar acciones promocionales para atraer visitantes a la provincia.

Y en el apartado social, del Área de Ciudadanía, el Plan Málaga contempla incrementar en un 89,5% su presupuesto en Servicios Sociales, centros y ayudas a familias, hasta alcanzar los 20,6 millones de euros. Se van a reforzar con 12 millones de euros los Servicios Sociales y a la ayuda a domicilio y se va a implantar un programa de ayudas a las familias dotado con 1,6 millones de euros.

Hay, además, 1,4 millones en ayudas y subvenciones al tercer sector de la provincia, con subvenciones para entidades implicadas directamente en la lucha contra la crisis sanitaria, y 1,2 millones de euros para apoyar a la industria cultural malagueña, también muy perjudicada por el parón de la mayor parte de las actividades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here