El Unicaja reacciona a tiempo al ritmo de Cole y Jaime (72-64)

El base americano se marcha con 26 puntos del Carpena y lidera la victoria de su equipo ante un soberbio Breogán

0
133
Musa trata de anotar ante la defensa de Nzosa
Musa trata de anotar ante la defensa de Nzosa

Inicio meteórico del Río Breogan en el Carpena. Su vitola de equipo revelación no es casual. El Unicaja se mostró con dudas, impreciso y con ataques en el limbo. Los malagueños venían fatigados y con un solo entrenamiento tras la victoria en Rusia, pero no fue excusa. Los gallegos hacían daño en los primeros minutos de partido por dentro y por fuera. Tanto Musa como Mahalbalsic focalizaban el ataque bien secundados por Sergi Quintela. Los de Paco Olmos abrían un parcial considerable (3-9). 

Los de Fotis acumulaban demasiadas pérdidas y poco tino ofensivo. Tiempo muerto en pista y a remar contracorriente. A falta de cinco minutos del cuarto, Bouteille sostenía en ataque a los malagueños que anotaban a cuentagotas, mientras Musa seguía bailando en la pista.

Además, un triple posterior de Quintela ponía a Breogán con la máxima renta del partido (5-20). La reacción cajista era necesaria y se produjo casi al final del periodo. Un parcial de 8-0 y para maquillar el marcador. Solo se iban siete abajo (13-20).

El segundo cuarto mostró el mismo patrón del primero. Río Breogán quería poner una marcha más cuando los de Fotis Katsikaris se aproximaban al marcador (18-22) con cinco puntos consecutivos de Norris Cole. El Unicaja encontraba en el americano, a su mejor hombre en la pista. El base se marchó hasta los 13 puntos, pero no lograban ponerse por delante. Los malagueños seguían peleando y se colocaron solo uno abajo (23-24).

A partir de ahí, monólogo de los de Paco Olmos y un parcial de 2-13 demoledor. Los visitantes estiraban la renta y se ponían doce arriba. (25-37). Ahí, los de los Guindos tuvieron que pedir tiempo muerto para frenar la sangría. Otro arreón final de los malagueños con un parcial de 5-0 dejaba vivo el partido al final del cuarto (30-37)

Vuelta de vestuarios y un nuevo Unicaja en la pista. Tenía que mejorar la imagen si quería certificar la segunda victoria de la semana y así fue. Apretó los dientes, trabajó en defensa y empezó a desatarse. Es cierto que Río Breogán seguía anotando con facilidad en la pintura gracias a Mahalbasic. Los malagueños vieron como Jaime Fernández empezó a activarse y tras buenas defensas en las que Nzosa fue clave igualaron el marcador (44-44). Tablas a falta de 5:26 y tiempo muerto pedido por los gallegos. Abromaitis seguía anotando y un triple de Francis Alonso dejaba al Unicaja con la máxima renta (51-47). Nuevo partido a falta de diez minutos y, de momento, ventaja para los malagueños (51-49). 

El Unicaja no quería desaprovechar la oportunidad y no lo hizo. Pese a una ligera reacción de Río Breogán, los malagueños no dieron tregua a su rival. Jaime y Norris Cole lideraron el ataque y los de Fotis Katsikaris empezan a firmar la victoria. Una canasta de Jaime Fernández a falta de 2:58 ponía con la máxima renta del partido a los de Los Guindos (64-56). El Breogán quiso vender cara derrota y remó hasta el final, pero no hubo opción a la sorpresa. Intercambio final de canastas y carrusel de tiros libres para ambos equipos. El Unicaja saborea el triunfo tras sudar de lo lindo ante un gran equipo (72-64)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here