McFadden deja en nada el milagro de Brizuela

El cajista forzó la prórroga con un triple inverosímil, pero los de Scariolo acabaron cayendo en Georgia por 82-76

0
380
Darío Brizuela, frente a Beqa Burjanadze / FIBA

España se va de vacío en el segundo partido de este de sprint de compromisos internacionales. Los de Scariolo no tuvieron su día en el Tiblisi Arena, consecuencia del enredado partido que plantearon desde el primer minuto los georgianos. Ritmo trabado y donde el talento nacional apenas pudo aparecer. Una primera parte horrible (37-31) obligaba a España a tener que igualar la intensidad de los Shermadini, Shengelia y McFadden, tres pesadillas esta tarde en Georgia, sobre todo este último. España tuvo en la mano cerrar el partido en el último cuarto (53-59), a pocos minutos del final, pero varias pérdidas y el nulo acierto, dieron vida a los georgianos.

Con 67-64 y con los visitantes obligados a buscar la prórroga, apareció Darío Brizuela para empatar el partido a 18 segundos de la bocina final: un lanzamiento frontal, acompañado de falta que no vieron los colegiados, dio esperanzas a los de Scariolo para el tiempo extra. España había hecho lo más difícil, pero esa inyección moral de quién fuerza la prórroga; hoy fue al contrario. McFadden se encargó de bajar de la nube a los de Scariolo. Un triple final, a 30 segundos de la bocina, encarriló el 82-76 final.

En cuanto a los cajistas, actuaciones poco respetables, salvo esa magnífica acción de un Brizuela que se siente como pez en el agua en situaciones límite.

Las estadísticas de España en Tiblisi / FIBA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here