CAMACHO SUAVIZA EL MENSAJE

0
15
El maño pide tranquilidad // MCF

@JuanjeFernandez || Ignacio Camacho ha vuelto hablar después de sus declaraciones nada más finalizar el partido en Gran Canaria. El maño ha suavizado su mensaje después de que ayer tomase la voz cantante del vestuario al declarar que "quien tuviese ansiedad lo dijese para no jugar" o que lo que hay "no es falta de calidad sino de ideas". Ahora, el centrocampista lo ve con otra perspectiva: "Veinticuatro horas después del partido las sensaciones son otras. El equipo fue desde un principio a por el partido, y ellos apenas crearon ocasiones. En este encuentro no se nos puede reprochar nada y creo que es el camino para seguir adelante. Si queremos ganar partidos esta es la actitud. Así las victorias llegarán”, explicó el jugador.

El malaguista asume que la culpa es de todos: “Cuando no salen las cosas como se esperan siempre se habla de sistemas de juego, de ansiedad, de culpables. En este caso todos somos culpables. Hay que cambiar el rumbo del equipo y lo único que hace falta es un buen resultado para que la plantilla saque todo lo que tiene”, aclaró antes de lanzar un pequeño salvavidas para Juande Ramos: “Somos los futbolistas los encargados de dar la vuelta a esta situación. El equipo tiene el martes otro partido, otro momento para sacar tres puntos, y es una buena oportunidad para cambiar la opinión de la gente, la racha y coger confianza nosotros mismos”.

Camacho cree que el vestuario mantiene la sintonía de otros años: “Siempre se ha caracterizado este vestuario, al menos en los seis años que llevo, en que somos una pequeña familia. A ver si salen los frutos de la pretemporada y de estos cuatro partidos, que aunque no nos hayan ido bien, en ellos siempre se puede sacar cosas positivas. Hay mucha gente nueva y un entrenador nuevo, pero él con las características nuevas de los jugadores tiene que poner todo en marcha”, pidió el maño.

El mediocentro finalizó sus declaraciones haciendo un llamamiento para la afición: “Es difícil pedir la tranquilidad, pero deben confiar en nosotros. Debemos ser un equipo que lo deje todo en el campo, y así la afición siempre será agradecida. Lo que importa son los tres puntos, que el equipo gane y tenga buenas sensaciones en el campo, pero toda esa confianza se logra ganando. Sólo así la afición saldrá contenta del estadio”, concluyó.