ENTREVISTA || Aitor Landero, malagueño y el MVP de LaLiga Promises

0
489

Aitor Landero ha sido el MVP de LaLiga Promises con un Villarreal que se ha proclamado campeón tras vencer en la final al Sevilla FC y al FC Barcelona en semifinales. El protagonista del torneo ha sido un central zurdo de mucha calidad y de acento malagueño. Aitor atendió a Radio MARCA Málaga en exclusiva contando como ha sido la experiencia de un fin de semana que no olvidará. “Ha sido un fin de semana muy bonito y de ensueño. Teníamos pensado que íbamos a salir campeones, pero con humildad. Fuimos partido a partido. La fiesta ha sido grande. Es una experiencia inolvidable para todos, para mí es el mejor torneo del mundo. Es una competición muy especial. Las instalaciones, como te tratan todo el tiempo. Es de locos. Nos hemos sentido profesionales siendo niños. La afición animaba y nos hemos sentido como los grandes”, comentó el joven futbolista.

El malagueño no es el clásico central. Con mucha calidad y mando, Aitor es especialista en sacar la pelota desde atrás y romper las filas de los rivales con sus pases. “Siempre digo que un defensa tiene que dar todo para su equipo. A mí me gusta romper líneas con mis pases y me siento bien con la pelota en los pies. Me gusta subir pero con cabeza. Si vamos 1-0 o el resultado está en peligro no lo hago. Hay que saber cuándo hay que dar ese paso hacia delante. Me gusta estar siempre hablando con mis compañeros y con mi entrenador”, explica.

Aitor tiene un gran desparpajo para su edad. Así explicaba el malacitano su paso de la cantera del Puerto Malagueño al Villarreal. “Me quedé sin palabras cuando el Villarreal vino a por mí. Para mí es una de las mejores canteras de España. Cuando llegué me sentí como en casa y pensé que aquí tenía que hacer cosas grandes. Apuntando arriba pero con los pies en el suelo. Hay compañeros que lo pasan mal, pero de verdad que yo me adapté rápido. Yo lo pasé bien. Aquí nos tratan de lujo. Creo que es lo mejor que he hecho. Me gusta mucho el fútbol. Todo el mundo aquí es una familia, es complicado pasarlo mal”, afirmó entre risas. 

Imperator, como le llaman sus compañeros a modo de mote cariñoso, estuvo acompañado de su padre. Paco Gómez-Landero casi no tenía voz para explicar lo que ha supuesto ver a su hijo como el mejor jugador del torneo de F-7 por excelencia en España. “La garganta va un poco mejor. He tomado algo de helado de limón que suaviza. Este fin de semana con todo lo que hemos gritado y vivido se me cogió la garganta y no había manera de hablar. Imagínate ha sido un fin de semana muy intenso. Nosotros venimos de una familia deportista. Sabemos que para progresar llega un momento en el que hay que dejar la casa. Mi mujer lo lleva peor. Para mí fue una satisfacción enorme, un orgullo muy grande. Aitor tuvo claro que quería irse al Villarreal. Él tuvo claro que tenía que salir”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here