lunes, septiembre 21, 2020

ODA A LA MEDIOCRIDAD (0-0)

@Danielnz97 || Encaraban Extremadura y Málaga un partido a vida o muerte poco antes de cerrar un 2019 con pocas buenas noticias en el caso de los blanquiazules, vestidos de rosa sobre el césped. Sin Pacheco, Víctor Sánchez del Amo decidió dejar la magia para los espectáculos e introdujo a Benkhemassa en lugar de Luis Muñoz o Juanpi.

 

Gris, fea y aburridísima primera parte en el Francisco de la Hera, con un equipo dispuesto, sin mucho esfuerzo y atrevimiento, a intentar incluso ganar el partido. Qué cosas. Es el Extremadura, que tiró siete veces frente a las dos del Málaga. No se vayan a creer que los locales inquietaron en demasía a Munir. Alguna salida y poco más. Aunque sí más que Casto, uno de los pocos espectadores en Almendralejo.

 

Benkhemassa recibió una buena tarascada nada más comenzar el choque. Amarilla, pese a merecerla, que no se llevó Pinchi. Decidió no aplicar la Carta Magna del fútbol el colegiado Varón Aceitón. El propio argelino fue víctima de otras tres faltas más durante la primera mitad y Luis Hernández recibió la amonestación por una acción sobre Bastos.

 

Solo Willy creó algo de peligro sobre el arco defendido por Munir. Una asistencia a Zarfino que acabó en las manos del marroquí y un remate de cabeza que acabó en córner, además de un centro chut al lateral de la red que también se tradujo en un nuevo saque de esquina. Mediocridad excesiva entre dos conjuntos que demostraron por qué están en descenso y cerca del mismo.

 

La solución para resolver el problema de cara a la segunda parte fue quitar en el descanso a Benkhemassa e introducir a Renato Santos, con la esperanza de que el portugués recupere el espíritu de Alcorcón, ese que coincidió con el debut de Víctor Sánchez del Amo y en el que el extremo pudo ver portería por primera y penúltima vez. Cambio de dibujo incluido que hizo que centrara su posición Antoñín, quien conectó con el recién ingresado al campo solo cinco minutos después en una acción en la que el ‘38’ pudo correr.

 

Minuto 56 y segundo cambio en las filas malaguistas. Juanpi entró y Juankar se marchó. Volcó el conjunto visitante el juego hacia el lado de Renato, con alguna aparición, más o menos oportuna, de Cifu. Sadiku intentó el escorzo en forma de remate en un buen saque de esquina del internacional venezolano, que poco antes parecía golpear un ladrillo en vez de un balón.

 

Faltaban poco menos de 20 minutos cuando llegó una de las jugadas más determinantes del choque. Gol anulado al Extremadura, que ya celebraba el tanto que podía cambiarlo todo. Nono saltó -apoyándose en Cifu- y remató de cabeza. El balón dio en el palo y Munir la sacó desde dentro. Por unos segundos valió, pero el árbitro rectificó y señaló falta -discutida- del ‘14’. Angustia total que acabó en final feliz para los andaluces.

 

Perdonó Willy el gol de la victoria. Eso sí, en posición antirreglamentaria no vista por el linier, por lo que no hubiese valido la diana. Víctor Sánchez del Amo se llevó a Julio -pichichi del filial- y lo entrar en el minuto 88. Pudo firmar su debut el delantero, en sustitución de Sadiku, aunque no le dio tiempo a demostrar por qué fue convocado con el primer equipo. Así, con más pena que gloria, el Málaga se llevó un insuficiente empate a cero y a un hombre más, Luis Hernández, para la enfermería. El central, que vio la quinta amarilla y no podrá jugar igualmente ante el Lugo, recibió un duro golpe y salió en camilla.

 

EXTREMADURA: Casto; Fran Cruz (Valverde, min. 79), José Antonio Pardo, Borja Granero; Zarfino, Emmanuel Lomotey, Álex Díez, Ángel Bastos, Kike Márquez (Pastrana, min. 92), Óscar Pinchi (Nono, min. 60) y Willy.

 

MÁLAGA: Munir; Cifu, Luis Hernández, Diego González, Mikel Villanueva; Antoñín, Keidi, Benhkhemassa (Renato Santos, min. 46), Juankar (Juanpi, min. 57); Adrián y Sadiku (Julio, min.88)