«Cinco partidos sin ganar, ojito con la estadística»

La opinión de Antonio Merchán tras el empate del Málaga ante el Real Oviedo

0
273
Merchán opinión fútbol Málaga
AJ Merchán durante un programa de Radio Marca

Un partido más, el Málaga CF fue de más a menos en La Rosaleda, frente a un rival al que había eliminado en la Copa del Rey hace sólo unos días. Ni siquiera parece extraño pues casi siempre dos enfrentamientos seguidos ante un mismo rival provoca estas cosas, aunque sea ante un Real Oviedo con más nombres que buenos futbolistas, al menos en el arte de la suerte suprema del fútbol: el gol.

Fortuna para los malacitanos, porque sin las dos manos salvadoras de Dani Barrio y algo más de remate de los ovetenses, la derrota habría sido segura. Y eso que el gol de Yanis Rahmani, rectifico, GOLAZO, junto a la verticalidad de Chavarría, desbordaron durante 20 minutos a los asturianos y preveía un nuevo triunfo costasoleño.


Sin embargo, se repitió lo de otras jornadas en casa, el equipo no aguantó físicamente el control del envite. Los cambios de Pellicer llegaron tarde o no se produjeron a tiempo, además de que las incorporaciones no mejoraron el rendimiento de los titulares. Así que conforme se fue desarrollando el encuentro, y tras el gol de Nahuel Leiva, quien más y quien menos firmaba el empate en el bando blanquiazul. Y ese pensamiento se reafirmó aún más tras la expulsión de Escassi, al que el entrenador no suplió a tiempo mientras él se calentaba en exceso con un descafeinado Blanco Leschuk en su regreso a Martiricos.

Por supuesto que la polémica arbitral por una roja perdonada a los asturianos, un posible penalti no señalado y otro anulado tras ser señalado, volvió a señalar al arbitraje una jornada más. Pero ya son cinco jornadas sin que el Málaga CF logre sumar un triunfo y los tres puntos en litigio, así que la dinámica no es buena y la Liga Smartbank suele ser muy traicionera con las estadísticas positivas que se tornan insuficientes.


28 puntos están muy bien para lo que se esperaba todo el mundo de esta primera vuelta, pero no cabe duda de que, los arbitrajes por un lado, y errores propios por otro, han provocado que el colchón de puntos sobre la media de la permanencia que ahora es de sólo tres, podría haber sido de siete u ocho de haberse hecho mejor las cosas en algunos encuentros.

Oportunidad perdida para asentar la permanencia de cara a la segunda vuelta y, sobre todo, para soñar con algo más. Ejemplos como los del Numancia en esta categoría hay demasiados y se ha de tener prudencia extrema sobre todo si, como parece, el colectivo arbitral ha dejado de respetarnos o alguna mano negra no quiere a este club aspirando a cotas mayores.


El administrador judicial, José María Muñoz, al que le gusta realizar funciones presidencialistas que no les corresponden, debería tomar nota de una cuestión y de la otra, quejándose formalmente en las instituciones federativas, arbitrales y de LaLiga de la forma que sea menester. Su gestión puede ser muy buena en el fondo, olvidemos las formas, pero es urgente que quien sepa dentro del club, de su núcleo duro ninguna ni ninguno, le explique cómo moverse en el otro fútbol o todos lo pasaremos mal.

Las altas instancias del fútbol español exigen experiencia y conocimiento que José María Muñoz no tiene, como es lógico y natural, pues no ha estado nunca en este mundillo. No estaría de más que buscase ayuda de esta índole fuera del Málaga CF, personas importantes que quieren a nuestro club, con la experiencia y prestigio necesarias para esta circunstancias. Casi se lo ruego antes de que sea tarde e irresoluble.

Por desgracia, en esto del fútbol, tan importante es cuadrar las cuentas y, en nuestro caso, planificar bien el futuro y las ampliaciones de capital, como que la pelotita siga entrando con la regularidad suficiente para no coquetear con el descenso y seguir soñando con lo imposible.


¡Memoria, Compromiso y Fe!, sobre todo esto último.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here