«Con licencia para soñar y fútbol para disfrutar»

La opinión de Antonio Merchán tras la victoria del Málaga ante el Fuenlabrada

0
268
Merchán opinión fútbol Málaga
AJ Merchán durante un programa de Radio Marca
Es pronto, y en una competición como la Liga Smartbank aún más, para lanzar las campanas al vuelo. Sin embargo la ilusión en la afición malaguista empieza a ser incontenible y a fe que es comprensible a tenor de cómo están jugando los futbolistas que dirige Sergio Pellicer. Porque el Málaga CF no solo ganó el encuentro al Fuenlabrada, lo dominó de cabo a rabo en el Fernando Torres y pudo haberlo goleado con facilidad.
Funciona el conjunto de la capital de la Costa del Sol como un reloj en las últimas jornadas y empieza a no hacerlo como equipo sin más. Es un equipo como es lógico claro, pero empieza a parecerse cada vez más a un grupo de amigos que se divierten, y mucho, jugando al fútbol. Es obvio que Pellicer ha creado una familia bien avenida dentro del vestuario malaguista que ya sigue a pie juntillas las órdenes del entrenador.
Ya no se trata de Rahmani y su golazo, o la jugada que culminó Ramón Enríquez para cerrar el partido y sellar el triunfo, sino del juego colectivo de un cuadro que es una señal de identidad. Pese, una jornada más, a la dureza empleada por los de Sandoval, con la anuencia del colegiado navarro Galech Apezteguía, los blanquiazules no le perdieron la cara al partido. Porque esa es otra, los de La Rosaleda han de sobreponerse en las últimas jornadas a la oposición del adversario unida a la permisividad arbitral con estos en detrimento propio.
Da lo mismo, la orquesta sinfónica costasoleña interpreta su partitura con la misma efectividad y elegancia siempre que tiene la oportunidad. 25 puntos a estas alturas del campeonato liguero no los esperaba ni el más forofo de los aficionados malaguistas y, de paso, representan la mitad del trabajo hecho para el difícil objetivo de la permanencia. Porque la euforia no es buena consejera y no se debe perder la perspectiva del objetivo real esta temporada. Ahora bien, ello no impide que la afición costasoleña no se fuese a la cama ayer con una sonrisa de oreja a oreja y cantando por lo bajini: “será posible, será posible un ascenso”.
Con licencia para soñar y fútbol en sus botas para disfrutar, este Málaga CF ya ha enamorado a la parroquia malacitana necesitada de ilusionarse de nuevo. Ahora que la rotonda de Al Thani va a denominarse ‘de la afición malaguista’, igual resulta que la parroquia malaguista se lleva  el premio gordo inesperado.
¡Memoria,Compromiso y Fe!, sobre todo ésto último.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here