De las ilusiones iniciales a una cruda realidad

3
532
Merchán Radio Marca
AJ Merchán durante un programa de Radio Marca

El malaguismo se mostró ilusionado durante la pretemporada y aún más con el esperanzador inicio del campeonato liguero de su equipo. Cierto es que fuera de La Rosaleda el Málaga CF no era demasiado fiable, aunque daba la sensación que era una cuestión de ajustes y automatismos que ya llegarían con el paso de las jornadas. Nada más lejos de la realidad. El conjunto que dirige José Alberto López no sólo ha sido incapaz de corregir sus errores lejos de la capital de la Costa del Sol sino que los ha agravado de forma considerable.


No dejar su portería imbatida en ningún encuentro fuera de casa o ser inoperante con un futbolista más casi toda la segunda mitad en Almería, mostrar bisoñez ante un recién ascendido como el Ibiza o incluso desaparecer del campo por falta de concentración parecían cuestiones resolubles. Sin embargo, la vergonzosa actuación del equipo ante la Ponferradina no compareciendo futbolísticamente hablando en el Toralín y la “exhibición” de esta jornada en El Molinón han demostrado que el Málaga CF tiene un problema grave en todos los sentidos.


Su entrenador está planteando mal de inicio casi todos los encuentros y cuando no es así, no lee bien las variables tácticas de su homólogo en el banquillo adversario.
Sin ir más lejos tras irse al descanso ganando 0-1 en inferioridad numérica tras la expulsión rigurosa de Escassi, cuyo error de alevín tragándose el bote del esférico tuvo funestas consecuencias para su equipo, el “mister” se encerró en torno a Dani Martín.
Hago un inciso, ¿por qué jugó un portero que falló tanto en Ponferrada?, según el decálogo explicado por José Alberto López en sala de prensa debió haber jugado Dani Barrio.


Por cierto, seis goles encajados en dos partidos. Pues la invitación del técnico gijonés al Sporting para que colgase balones sobre el área malacitana tuvo su consecuencia, los dos goles encajados fueron dentro de la zona roja blanquiazul. En resumen, si el equipo se desajusta desde el banquillo y dentro del terreno de juego nadie le pone orden ni concierto la cruda realidad malaguista será jugar un año más por la permanencia y rezar para no pasar apuros.


Tampoco estaría mal que en lugar de tanto viajecito con el equipo de quien no es su presidente y su séquito, este se preocupase más por hacerse respetar como club en las instituciones deportivas. A este Málaga CF se le ha perdido el respeto y no tiene peso alguno en las mencionadas instituciones por lo que el resultado sobre el terreno de juego es que los árbitros nos tratan cada vez peor sabedores de que no habrá consecuencias.
En manos de José María Muñoz, interventor judicial, y sin un propietario del club, lo deportivo puede ser la tumba del Málaga CF como no espabile.


¡Memoria, Compromiso y Fe!, sobre todo ésto último.


A la memoria blanquiazul de mi buen amigo Juan Carretero, q.e.p.d., cuyo compromiso para luchar en la vida ha sido un ejemplo para todos y cuya fe en su Málaga CF, representará siempre un legado de esperanza y sabiduría.

3 Comentarios

  1. Venga ya Antonio,cuando el Málaga gane dos partidos seguidos dirás que este equipo puede luchar por los playoff,eres un veleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here