El 1×1 de la temporada en el Málaga: los centrales

Las notas de los jugadores del Málaga que han jugado asiduamente como centrales

0
227
1x1 Málaga defensas centrales

Ha sido una temporada complicada para el Málaga. Con apenas 18 jugadores profesionales y un montón de episodios extradeportivos, ha sido capaz de lidiar con todos ellos para conseguir el objetivo de la permanencia. Queremos repasar el 1×1 del Málaga por líneas, ahora con los defensas centrales.

Después de hacerlo con los porteros y los laterales, vamos con las notas en el centro de la defensa.

-LUIS HERNÁNDEZ: Mientras ha estado sano, Luis ha sido el líder indiscutible, no sólo de la defensa, sino del sistema defensivo. Ordenaba a sus compañeros en la zaga, pero mantenía firme al centro del campo para que el equipo mantuviera el equilibrio. Para Víctor y para Pellicer siempre era Luis Hernández y luego cualquier otro… hasta que llegó la lesión y no volvió a jugar desde que finalizara el confinamiento.

La tendinopatía del psoas ilíaco en su pierna derecha le ha impedido contribuir como lo estaba haciendo hasta entonces. Pero antes, en los 29 partidos de Liga que le dio tiempo jugar, se vio al Luis que vino del Leicester, seguro en el corte, rápido en las anticipaciones y con claridad para sacar el balón jugado.

Si a ello le añadimos que gracias a su bajada de sueldo el club pudo inscribir a otros jugadores más, su temporada y contribución al equipo no puede ser más que de sobresaliente.

-LOMBÁN: Le costó, como siempre desde que llegó a Málaga, gozar de la confianza de los técnicos. Pero el avilesino no es de los que se rinde. Cuantas más dificultades, más trabajo. Y así, es raro el final de temporada en el que no se haga con la titularidad. Y merecida, porque con la ausencia de Luis Hernández, ha sido Lombán el referente atrás.

Además, sumó tres importantísimos goles antes del parón que ayudaron, y de qué manera, a mantenerse fuera del descenso. Todo ello, con su implicación -no cobró el último mes- y saber estar, le ha valido para ampliar su vinculación como malaguista una campaña más.

Su temporada, también de sobresaliente.

-DIEGO GONZÁLEZ: Es la eterna promesa a la que le falta dar un paso adelante para ser aquel central poderoso, contundente y de clase que prometía ser en el Sevilla y en la sub21. Por lo que sea, en el Málaga no termina de dar el salto de calidad que tiene en sus piernas. Su polivalencia, igual que a otros compañeros les ayuda, a él le perjudica. De lateral zurdo se ve muy expuesto, demasiado, y eso va en perjuicio de su nota.

Ahora bien, una vez que la defensa de 5 se asentó en el Málaga, Diego, como central izquierdo, ha sido uno de los puntales, muy bien en el juego aéreo y en el marcaje. Así, sí. Y así ha terminado la temporada con un bien alto, casi rozando el notable.

-MIKEL VILLANUEVA: Decepcionante el venezolano. Con tan pocos profesionales en el equipo, Mikel no sólo no dio un paso adelante en su rendimiento sino que se vio superado por cualquier filial que asomara la cabeza en los entrenamientos. Nunca se consagró como habitual, a pesar de que lo pudo parecer en algún momento.

Su mayor y mejor contribución, un gol. Pero su actitud en algunos encuentros dejó muchísimo que desear, sorprendiendo incluso a quienes más confianza le tenían. Basta decir que fue el único de los que acababa contrato que no renunció a su sueldo en julio. Y su renovación no sirvió para nada porque no volvió a disputar ni un minuto. En todo 2020, de hecho, sólo ha jugado 4 partidos. El último, ante el Girona, un minuto.

Su calificación es de suspenso.

-JUANDE: La gran revelación, incluso por delante de Ismael Casas porque del lateral era esperada su progresión. Pero el central cordobés apareció de la nada, agarró la oportunidad que le brindó Pellicer como si le fuera la vida en ello. «Es un reloj suizo, no falla nunca», dijo de él su técnico. Y tenía toda la razón. No ha habido ni uno sólo de los nueve encuentros disputados con los mayores en los que haya fallado de manera clara o grave.

Su regularidad y su constancia no eran las de un novato. Como si llevara toda la vida jugando en el Málaga, Juande ha dado seguridad y robustez a la zaga. Le ha venido bien la defensa de 5, por supuesto, porque se ha sentido más arropado. Pero ello no le resta credibilidad alguna.

Su temporada es de notable alto.

ISMAEL CASAS: Más lateral que central, a sus 19 años, el futuro es suyo. Ejerció de central por las circunstancias. Todo un seguro de vida juegue donde juegue, con una colocación impecable y un sentido de la anticipación innato.

Internacional juvenil, con más partidos alcanzará la plenitud, puesto que la madurez también es natural en él a pesar de su edad y de su falta de experiencia profesional. El único problema, que lo ha hecho tan bien en los 12 partidos jugados que ya hay equipos que le siguen muy de cerca y puede durar muy poco en el Málaga.

Su calificación no puede ser menos que la de notable.

Esta es la valoración, el 1×1 de los defensas centrales del Málaga en la temporada 19/20.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here