Guede y su adiós: «El sábado estaré en La Rosaleda como hincha»

9
1569
Guede, entre lágrimas durante su despedida
Guede, entre lágrimas durante su despedida | Marilú Báez

El ya exentrenador del Málaga CF, Pablo Guede, compareció en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda para decir adiós. El argentino congregó a toda la plantilla y la cúpula del club blanquiazul para escuchar sus palabras entre lágrimas tras conocerse anteayer su salida del banquillo.

En primer lugar, comenzó con la ronda de agradecimientos. «Agradecerles. Iba a leer una cosa pero no sé si voy a poder. Lo voy a intentar. Hace 25 años que llegué acá. Creo que viví lo mejor de mi vida como futbolista. Desde ese momento me hice malagueño como saben. Me tocó marchar pero siempre con la ilusión de volver. Siendo entrenador me tocó una situación jodida y había que ponerle el pecho a las balas. Se las pusimos. Pudimos revertir y salvar al equipo del descenso entre todos, no por mí. Ya dije que si el malaguismo está unido no hay quien pueda con nosotros».

El proyecto de la temporada 22/23. «Este año armamos este proyecto con toda la ilusión del mundo para devolver a este equipo a Primera. Armamos este maravilloso grupo de futbolistas que es de los mejores que tuve, de corazón. En los momentos más duro lo dejaron todo y no dejaron de entrenar en ningún momeento. Es para agradecer que estén todos acá, cosa que no pensaba. Me quería despedir como este club se merece. Muchas veces los sentimientos son más grandes que la realidad. Esto es fútbol, entra o no entra la pelotita, y de acá me llevo muchos amigos. La gente de la oficina, que me tuvieron que aguantar muchas veces. Agradecer a las chicas y los chicos de seguridad que me abrían las puertas. A José María y Manolo, que emprendimos esto con una ilusión tremenda y que nadie se la puede quitar».

Los futbolistas, principales protagonistas para Guede. «Tienen un grupo de futbolistas que se lo dije en la charla previa del partido. Ganaron un montón de copas y trofeos que no se dan: es el trofeo de la humildad, del trabajo y de la perseverancia. No tiren la toalla. Paquito, míster, chispa… Agradecer a todos. Quiero agradecer al cuerpo técnico ser los fieles escuderos. Teníamos un sueño. Ellos son los que realmente me aguantaron y se lo quiero agradecer de corazón. Antonio, es un privilegio que hayas aceptado esto, capi tú igual. Espero no olvidarme de nadie. La Cueva, que en verano estábamos gasta las 22:00-23:00 de la noche. Los utilleros, los fisios, Toni… Se volcaron en todo lo que quise hacer. Espectacular. Sé que te ibas a retirar y te quedaste. Sé que te quedaste porque nos quedábamos nosotros».

Un especial agradecimiento a Adrián López. «A los jugadores ya les dije todo. Adri, te quería agradecer a ti también personalmente en nombre de todos. Me llevo de ti una humildad y un trabajo que te dije delante de todos ya. Te mereces retirarte con el ascenso de este equipo. Gracias por no haberte retirado e intentarlo de nuevo. Agradecerle a mi familia, y decirles que no me voy triste ni dolido. Sé que esto es fútbol. Me voy con todo el cariño y más de toda esta gente».

También trató a la prensa de una especial manera. «Agradecerle a la prensa, creo que me trataron con el mayor de los respetos que uno puede sentir al margen de las críticas. Hacen su trabajo y lo entiendo. El cariño cuando bajaba a las ruedas de prensa está ahí y no va a cambiar. Como persona me voy orgulloso. Cumplí el sueño de mi vida, que era volver a entrar acá con las canchas llenas. Lo logré, y a partir de ahora Dios dirá. Creo que soy un privilegiado de haber entrado a este templo con la gente coreando tu nombre. Me voy con lo que dije. Les agradezco a todos de corazón. Apoyen a muerte a este grupo que nos va a dar grandes satisfacciones. Son los indicados».

¿Con qué se queda Guede de su estancia en el banquillo blanquiazul? «Con todo. Me quedo con todo. Haber entrado acá, de haberme ido con mi hijo de un año y volver con él con 26 y abrazarme con él dentro de La Rosaleda. Me quedo con lo bueno, lo menos bueno… Con el trabajo, con el ‘pelado’ de horas y horas. Con los momentos regulares que se pasaron, con los chicos que se quedaron. Me quedo también con el ‘Guede vete ya’ porque eso es el fútbol. Era mi sueño y mi ilusión y no voy a olvidarme de nada».

¿Pudo más la presión a las ganas de seguir de Guede? «No, no pasa por la presión. No pasa por las ganas de seguir. Nos miramos a la cara con José María y Manolo, y decidimos en conjunto como desde el primer día. Decidimos que era lo que creíamos mejor para el club. Está por encima de todos nosotros. La tomamos entre los tres y no pasa por la presión de fuera. Hay una realidad: de 6 partidos perdimos 5. No puse excusas ni las voy a poner. Así lo hicimos».

Por otro lado, ¿pudo evitarse este desenlace? «La realidad es que no voy a poner excusas. Estuve el otro día en la radio y no lo hice, ahora tampoco. Todos los que estamos acá sabemos las circunstancias. Termina con otra circunstancia muy dolorosa y ese ‘no penalti’. Los resultados están ahí, son los que son y los que mandan. Se podría haber evitado, o no. Es lo que hay. Aceptar la realidad».

También comentó lo que le dijo a los jugadores. «Que están destinados al éxito. Es así. Este grupo vale oro. No sé si grabamos el último entrenamiento en Tenerife con los que no jugaron. Los dejé de suplentes e hicieron un entrenamiento que… Chapó. Sabiendo que el entrenador estaba tocado no lo hace cualquier grupo. Están destinados al éxito por todo. Les dije que no bajaran los brazos. Esto es seguir. El fútbol no se queda con nada de nadie».

¿Es una despedida o un hasta luego para Guede? «Es una despedida, porque no sé qué va a ser de mi vida. Me voy a quedar a vivir acá como hice tantos años. Este es mi lugar en el mundo. El futuro no lo sé, pero sí es una despedida porque no sé qué haré ni qué rumbo tomar. Planeé siempre vivir aquí. El sábado estoy en la cancha y con mis cinco abonos. Ahora pasamos a ser hinchas».

¿Le queda al argentino la espinita como para pretender sacársela en el futuro? «No puedo tener espinita. El motor de las personas son los sueños con los que se mueven. Todos tenemos sueños en mayor o menor medida. En mi corta carrera, de ocho años como entrenador -como jugador ascendí 3 veces y cumplí el sueño de jugar en Europa- tenía el sueño lejano de entrenar a San Lorenzo y al Málaga y los cumplí. Espinita no, soy un privilegiado. Tengo la suerte de haber salido a la cancha de San Lorenzo y salir campeón. De haber jugado, ascendido y entrenado al Málaga. Eso es mucho».

Finalmente, Guede explicó el porqué de su adiós ante los micrófonos. «No me escondo. Porque no hayamos tenido los resultados que todos queremos, me tengo que despedir como me tengo que despedir. No tengo por qué esconderme. Esto me llena de orgullo, que estén todos acá. En la vida lo que quedan son las relaciones personales y me llevo un montón de cariño. Mucha gente que me aprecia y un montón de valores que realmente te deja la vida. Se lo dije a José María, a Manolo y al chiquitín. Me quería despedir del Málaga CF, no de la ciudad. Porque no haya logrado el objetivo no va a cambiar el cariño que tengo por estos colores y esta ciudad. Qué mejor que hacerlo delante de ustedes -la prensa- y los empleados y futbolistas. Es un orgullo haber tenido este grupo y es tremendo que estén acá».

Así, Pablo Guede pudo tener su adiós en público. Un gesto que no tuvo lugar con José Alberto o Natxo González como casos más recientes y que marca ese bonito detalle recíproco que ambas partes han tenido entre ellos.

9 Comentarios

  1. Estas palabras remueven y entristecen a cualquiera, se nos va uno que siente la camiseta aunque el proyecto no le fue bien.

    • En serio? Una persona que ha dicho que se queda con todo, que es malagueño por adopción y Malaguista por devoción.
      Ha sido un señor y ha salido sin aferrarse a un cargo.
      Ojalá nos den muchos éxitos los próximos que vengan pero también te sigo que ojalá todos los entrenadores que tengamos sientan al Málaga solo una décima parte de lo que lo sentía Guede.

  2. Pablo Adrian Guede quedará siempre ligado a la historia de nuestro club. Eres uno de los nuestros y la afición lo sabe. Las circunstancias eran difíciles y no ha podido ser. Un abrazo Guede, Malaga siempre será tu casa.

  3. Una pena que no hayan salido las cosas como a todos nos hubiera gustado, más con alguien que siente los colores de corazón. Desearle lo mejor en todos los ámbitos a Pablo Adrián Guede, quién de seguro sabe mucho más de fútbol de lo que ha podido demostrar. Suerte Pablo y un abrazo.

  4. Pablo las cosas no salieron como tuvieran que salir, la vez que te fuiste como jugador diste una rueda de prensa igual a esta, la historia se vuelve a repetir, ojala algún día vuelvas de nuevo y triunfes.
    Me resulta esperpéntico ver a los jugadores-mercenarios aplaudiendo cuando son los que le han hecho la cama……….hasta que no quede ninguno de estos no vuelvo a pisar La Rosaleda.

  5. No es culpable Guede, al menos intento hacerlo. Culpables son quienes lo trajeron, sin valorar experiencia en liga española, y al haber quedada esa falta de experiencia y adaptación al final de la ultima campaña . Es curioso, tres fracasos de entrenadores, dos fracasos de confección de plantilla, y sale indemne el secretario deportivo el sr. Gaspar . El sr administrador también sin pedirle responsabilidades por sus continuos fracasos que cuestan el dinero al Málaga al Sr. Gaspar. Si que es curioso, parece que son los propietarios del club los anteriormente nombrados, y no pueden ser cesados o relevados en sus cargos.

    Denunciar
    15
    5
    Responder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here