Ismael Casas, ¿el nuevo canterano salvador?

Multitud de canteranos han tenido que dejar el Málaga para salvar económicamente al club

0
323
Ismael Casas

El desfase en el tope salarial de 15 millones de euros calculado por el administrador judicial para la próxima temporada obliga, aún más si cabe, al Málaga a deshacerse de salarios inasumibles y a buscar activamente traspasos, quizás de algún canterano como Ismael Casas, que alivien esa diferencia entre lo que LaLiga permitirá gastar en la primera plantilla y lo que ya tiene comprometido el club. 

No es, en cualquier caso, una situación novedosa para el club blanquiazul. Ya el verano pasado estuvo en una posición dramática que se resolvió en parte con el traspaso de Javi Ontiveros. El marbellí fue el último de los tantos canteranos que a lo largo de los años ha ido permitiendo subsistir al Málaga. Sólo en la última década, esas ventas de jugadores, malagueños o no, criados en la cantera boquerona han permitido vivir a la entidad de La Rosaleda

Antes que Ontiveros, salvador al finalizar la campaña 18-19, fue Recio, quien llegó a disputar dos partidos de esa temporada antes de ser traspasado al Leganés por 2 millones de euros. Otro futbolista que pasó por el Malagueño varios años hasta subir al primer equipo fue Pablo Fornals. El jugador castellonense se marchó en el verano de 2017 al Villarreal previo pago de su cláusula de rescisión de 11 millones. En esa ocasión el club, que acababa de traspasar a Camacho al Wolfsburgo, no necesitaba tanto ese dinero. Pero peor vino cuando se fichó como sustituto a Cecchini a cambio de 5 millones. 

VERANO DE 2015, VERANO DE LLANTOS

Un año antes, en el verano de 2015, se produjo una salida en grupo. Las necesarias, las de Samu Castillejo y Samuel García, traspasados al Villarreal, que pagó por el pack de Samus 17 millones. Sin embargo, el Málaga apenas recibió 9, pues el resto se lo llevó el fondo de inversión de Edmundo Kabchi, quien en su día había adquirido un alto porcentaje de los derechos de ambos. También se marchó Juanmi, por los 7 millones de su cláusula que pagó el Southampton.

Pero si no había sido suficiente, después de la primera jornada de Liga, Sergi Darder se fue al Olympique de Lyon por 13 millones más. Hubo más, también Portillo, que había sido cedido en el mercado invernal de la 14/15 al Betis, fue comprado por el conjunto verdiblanco por poco menos de 3 millones. 

Siguiendo con la trayectoria hacia atrás, el verano de 2014 también vio el adiós de otra joya canterana como Jesús Gámez, al que se le debían los 2 millones que pagó el Atlético de Madrid por sus servicios. En menor medida, si bien dejó 600.000 euros en las arcas, también fue traspasado Fabrice Olinga

EL ADIÓS DE UN MALAGUEÑO, QUE NO CANTERANO

Aunque no fuera canterano, sí es malagueño y malaguista. Y el vacío que dejó Isco al emprender camino al Real Madrid no lo compensaron los casi 30 millones que se ingresaron por el de Arroyo de la Miel. Su salida, eso sí, fue el fin de la época dorada del Málaga y de Al Thani, pues con él también se marcharon en el verano de 2013 otras estrellas como Joaquín, Demichelis, Saviola, Toulalan o Baptista, entre otros. 

Así que ahora vuelve el pasado al futuro del Málaga, a esperar que los traspasos, como podría ser el de un canterano como Ismael Casas, salve al Málaga de su nefasta gestión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí