La Academia vuelve a generar brotes verdes este verano

Ahora es el turno de David Larrubia, Kevin, Roberto, Andrés Caro, Loren, Haitam o Moussa Diarra.

0
392
La Academia vuelve a generar brotes verdes este verano
La Academia vuelve a generar brotes verdes este verano

La cantera malaguista parece una fuente inagotable de talento y de recursos. Pese a los vaivenes de los últimos años, los recortes y la incesante salida de futbolistas, otro verano más los futbolistas que mantiene la estructura deportiva vuelven a demostrar su valía.

En años anteriores, brillaron o mostraron la osadía propia de la juventud. Nombres propios como Hicham, Luis Muñoz, Ramón, Ismael, Juande y un largo etcétera pedían paso. Ahora es el turno de David Larrubia, Kevin, Roberto, Andrés Caro, Loren, Haitam o Moussa Diarra.

Un baby boom blanquiazul. Y es que en el césped del Vivar Tellez ofrecieron un recital de compromiso, calidad, seriedad y nivel. Muchas luces procedentes de La Academia que otra vez vuelve a dar brotes verdes.

David Larrubia mostró credenciales para ser importante esta campaña. Es su primer año senior. La campaña pasada pese a estar aún en etapa juvenil se le pudo ver ya con presencia en el ‘verde’ bajo las órdenes de Pellicer y este verano, más experimentado y con una mejor presencia física, puede ser una llave importante para José Alberto en el ataque malaguista.

La segunda parte fue de Haitam. Un elemento blindado por el club y una joya para el futuro, esperemos, Málaga CF. Vertical, rápido, con calidad, osado, valiente. Miles de calificativos para el internacional marroquí en categorías inferiores. Hoy volvió a mostrar una gran versión. Al igual que Larrubia que ya tuvo presencia el curso pasado, este verano debe ser el de su confirmación. José Alberto es consciente del tipo de jugador que tiene entre manos.

A Kevin Villodres, a Loren y Roberto les tocó un trabajo más defensivo pese a ser jugadores con gran dinamita. El extremo de la Trinidad tuvo que rendir más en otras labores, pero pese a ello demostró pinceladas de su gran talento. En el día a día está convenciendo más a un José Alberto que anda encantado por su desparpajo y verticalidad.

Si el curso pasado Sergio Pellicer calificó a Juande como un reloj suizo por su fiabilidad y precisión, habrá que ver este año como José Alberto tilda a Andrés Caro. Con apenas 18 años resulta apabullante su frialdad y madurez pese a ser jugador juvenil. Hoy en el Vivar Tellez dio un clínic de colocación, salida de balón y rigor defensivo. Tremendo.

En cuanto a Moussa Diarra, su físico le permite jugar con cierta ventaja. Es cierto que la barrera idiomática está lastrando su adaptación y progreso en el verde, pero su crecimiento puede ser importante a lo largo del curso. De hecho, la apuesta del club es total y su renovación por el club blanquiazul es una prueba de ello. De momento, José Alberto está muy contento por su trabajo en el día a día lo cual no quita que la exigencia sea máxima y sus correcciones, hoy se pudo en el Vivar Tellez, fueron importantes.

En definitiva, La Academia vuelve a generar brotes verdes este verano, ¿lo hará el siguiente?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here