La ‘zona zero’ de este Málaga

0
265
Foto: Marilú Baéz

El club de Martiricos ha arrancado la competición liguera con algunos altibajos. Fuera de casa los resultados no son buenos, aunque en el feudo blanquiazul la película cambia. En La Rosaleda, el Málaga sigue invicto y sin recibir un gol. No obstante, hay un guion que se repite tanto en Martiricos como lejos de la Costa del Sol en los últimos choques. Los baches tras el descanso penalizan los resultados para el Málaga.

El club blanquiazul sigue con esa vitola de tener una cara A y una cara B. Si bien es cierto que se achaca a la diferencia de jugar como local y como visitante, no es tanto así. La principal brecha que tiene el conjunto de José Alberto se encuentra en los segundos tiempos de los partidos en los últimos encuentros.

Hay momentos de desconexión a lo largo de estas últimas cuatro jornadas que no convencen, y casi todos se cortan por un mismo patrón:

Ponferradina – Málaga

La gran debacle en lo que va de temporada. Un inicio sin sangre propició que el Málaga ya fuese por detrás en el marcador a los 12 minutos de juego. Una leve mejoría evitó la sangría en la primera mitad, pero igualmente llegó un segundo tanto en contra al vestuario.

El segundo período fue aún más desesperanzador. En el minuto 53 ya figuraba el 3-0 en el electrónico, y el cuarto tanto llegaría en el 83. Un Málaga sin rumbo que protagonizó el partido más aciago hasta la fecha.

La posesión fue de los locales y los disparos a favor, a pesar de ser iguales en número -5 para cada equipo-, fueron más certeros en el conjunto del Bierzo. 2 ocasiones claras que se tradujeron en dos goles, y el Málaga no supo aprovechar la única que tuvo.

Debacle frente a la Ponferradina
Debacle frente a la Ponferradina | LaLiga

Sporting – Málaga

El Molinón presenció otra derrota blanquiazul, aunque esta vez con honores. A pesar de estar con un jugador menos tras la temprana expulsión de Alberto Escassi, los de José Alberto se fueron al descanso con un 0-1 a favor.

Las pilas no aguantaron, y el barco se hundió, para variar, en el segundo tiempo. En el minuto 59 ya había empate en el marcador, y en el 80 llegó la sentencia. Una vez más, los puntos se escapaban en los segundos 45 minutos.

Un 78% de posesión a favor de los asturianos condenó al Málaga. Además de ello, las ocasiones sportinguistas se sucedieron en tropel. 16 tiros locales frente a 1 lanzamiento malaguista. 2 ocasiones claras del Sporting que se transformaron en gol frente a 1 del Málaga que no llegó a buen puerto.

Sporting - Málaga
Sporting – Málaga | LaLiga

Málaga – Fuenlabrada

En este caso, la debilidad del Málaga no se tradujo en goles. Los de José Alberto se adelantaron en el primer tiempo, pero volvieron a ceder el testigo en el segundo tiempo tras conseguir la ventaja a través de un cabezazo de Peybernes.

Sin ocasiones claras, el Fuenlabrada dominó y rondó el área de Dani Martín después del descanso. 9 disparos sobre la meta del portero blanquiazul frente a los 5 del conjunto de La Rosaleda.

Málaga - Fuenlabrada
Málaga – Fuenlabrada | LaLiga

Valladolid – Málaga

El guion en Pucela fue el más marcado hasta la fecha. La primera parte fue boquerona. 5 disparos a 3 a favor de los de José Alberto. Superiores en córners y en ocasiones claras -terminó con el gol de Brandon- y golpeos desde dentro del área.

Una vez se adentraron en el túnel de vestuarios, la versión del equipo volvió a cambiar. El trasvase de ocasiones de un área a otra fue abismal. 15 disparos por parte del Valladolid sobre la meta de Dani Martín, frente a solo 2 por parte del Málaga. Un 70% de posesión pucelana que ahogó a los de José Alberto e impidió la remontada.

Valladolid – Málaga | LaLiga

Una sangría tras los descansos

El Málaga ha reflejado tras los descansos momentos de desconexión y falta de concentración. Alberga 5 goles en contra en la horquilla que comprenden los minutos 45 y 60, y presenta graves problemas defensivos en ese intervalo. Una tendencia que se refleja en las últimas cuatro jornadas y que parece ir a peor, al igual que la disminución de acercamientos por parte del ataque malaguista.

Los baches tras el descanso para el Málaga CF están siendo determinantes, y José Alberto no parece encontrar la solución. Una cosa es segura: si este equipo quiere optar a algo más que la mitad de la tabla, va a tener que aprender a concentrarse tras salir del vestuario y cerrar los partidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here